Stevie SMITH 〈Introducción y Traducción de Lucas Margarit〉

Stevie Smith (Florence Margaret Smith, 1902 – 1971)

La traducción de estos poemas tiene su origen en un curso de Literatura inglesa en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires centrado en la lírica amorosa. En los años 90 había leído su obra asiduamente junto a la de Laura Riding y Kathleen Raine. De allí nació la posibilidad de incorporar algunos de sus poemas en aquél programa. Sus poemas tienden hacia un humor sutil, a veces melancólico, que nos recuerda los versos infantiles tan caracterísiticos de la tradición oral inglesa. La sonoridad sigue un ritmo y una rima que, como un juego, nos conduce a la sorpresa de la palabra, a encontrar de repente una resolución inesperada. De allí que muchas veces hayan asociado su poesía a la de Edward Lear.
Por otra parte, sus poemas se publicaron en varias ocasiones acompañados de dibujos en tinta realizados por la propia Smith, pequeñas viñetas o caricaturas que nos permiten establecer comparaciones con Lewis Carrol o el propio Lear. La aparente simplicidad de sus versos nos recuerda también a otro autor muy leído por Smith, William Blake, donde la infancia y el horror, en tanto una de las facetas de lo sublime, tiene su correspondencia en la experiencia de la tristeza tal como podemos leer en estos poemas que presentamos.
Pese a que fácilmente se aprecia un claro tono casi lúdico, sus poemas rondan los típicos motivos del melancólico como la muerte o el amor degradado. Le fue otorgada, en 1969 la Queen’s Gold Medal for Poetry. En 1977 una película protagonizada por Glenda Jackson, Stevie, volvió a esta poeta muy conocida en Inglaterra. Había nacido en Kingston upon Hull casi en otoño, un 20 de septiembre.

Le désert de l’amour

I want to be your pinkie
I am tender to you
My heart opnes like a cactus flower
Do you thinky I will do?

My heart is like a cactus
Not like a cactus flower
And I can kill love
Without entering her bower

So they both thought. But he was silent and she said:
I cannot see which way you are pointing, the sky is so dark red,
And when the sandstorm is over I shall lie down on my bed.

Le désert de l’amour

Quiero ser tu dedito
Soy tierna contigo
Mi corazón se abre como la flor del cactus
¿crees que lo haré?

Mi corazón es como un cactus
No como la flor de un cactus
Y puedo asesinar al amor
Sin entrar a su morada.

Entonces ambos piensan. Pero él estaba en silencio y ella decía:
No puedo ver qué camino estás señalando, el cielo está tan rojizo,
Y cuando la tormenta de arena termine estaré tirada en mi cama.

Love me!

Love me, Love me, I cried to the rocks and the trees,
And Love me, they cried again, but it was only to tease.
Once I cried Love me to the people, but they fled like a dream,
And when I cried Love to my friend, she began to scream.
Oh why do they leave me, the beautiful people, and only the rocks remain,
To cry Love me, as I cry Love me, and Love me again.

On the rock a baked sea-serpent lies,
And his eyelids close tightly over his violent eyes,
And I fear that his eyes will open and confound me with a mirthless word,
That the rocks will harp on for ever, and my Love me never be heard.

Ámame!

Ámame, Ámame, grité a las piedras y a los árboles,
Y Ámame, ellos respondían gritando, pero fue sólo para molestar.
Una vez grité Ámame a la gente, pero ellos huían como un sueño,
Y cuando grité Ámame a mi amiga, ella empezó a vociferar.
Oh, por qué me deja la gente hermosa y sólo quedan las piedras
Para gritar Ámame, como grito yo Ámame y de nuevo Ámame.

Sobre la roca yace una serpiente de mar asada
Y sus párpados se cierran fuerte sobre sus violentos ojos,
Y temo que sus ojos se abran y me confundan con una palabra sin alegría
Que las piedras repetirán por siempre, y mi Ámame nunca sería escuchado.


Francesca in Winter

O love sweet love
I feel this love
It burns me so
It comes not from above

It burns me so
The flames run close
Can you not see
How the flames toss

Our souls like paper
On the air?
Our souls are white
As ashes are

O love sweet love
Will our love burn
Love till our love
To ashes turn?

I wish hellfire
Played fire’s part
And burnt to end
Flesh soul and heart

Then we could sit beside our fire
With quiet love
Not fear to look in flames and see
A shadow move.

Ah me, only
In heaven’s permission
Are creatures quiet
In their condition.


Francesca en invierno

Oh amor dulce amor
Siento que este amor
Que me quema tanto
No viene desde arriba

Me quema tanto
Las llamas corren cerca
¿No puedes ver
Cómo las llamas sacuden

Nuestras almas como papel
En el aire?
Nuestras almas son blancas
como las cenizas

O amor dulce amor
¿quemará nuestro amor
el Amor hasta que nuestro amor
se convierta en cenizas?

Deseo que el fuego del infierno
Interprete la parte del fuego
Y queme hasta el final
Carne, alma y corazón

Entonces podríamos sentarnos junto a nuestro fuego
Con el amor tranquilo
Sin temor de entrar en las llamas y ver
Una sombra moviéndose.

Ay de mí, sólo
Con el permiso del cielo
Estarían las criaturas quietas
En su condición.

Autumn

He told his life story to Mrs. Courtly
Who was a widow. ‘Let us get married shortly’,
He said. ‘I am no longer passionate,
But we can have some conversation before it is too late.’

Otoño

El contó la historia de su vida a la Sra. Courtly
Quien era una viuda. “cásemosnos pronto”
dijo. “No soy ya un apasionado,
Pero podemos tener alguna conversación antes de que sea demasiado tarde”.


Not Waving but Drowning

Nobody heard him, the dead man,
But still he lay moaning:
I was much further out than you thought
And not waving but drowning.

Poor chap, he always loved larking
And now he’s dead
It must have been too cold for him his heart gave way,
They said.

Oh, no no no, it was too cold always
(Still the dead one lay moaning)
I was much too far out all my life
And not waving but drowning.

No saludaba, se ahogaba

Nadie lo oyó, al muerto
Aunque aún yacía lamentándose:
¡Yo estaba mucho más lejos de lo que pensaban!
¡Y no saludaba! ¡me estaba ahogando!

Pobre hombre, le encantaba divertirse
Y ahora está muerto,
Demasiado frío para él, tuvo un paro cardíaco
Decían

Oh, no, no, no, siempre está muy fría
(seguía lamentándose el difunto)
Toda la vida estuve demasiado lejos
¡Y no saludaba! ¡me estaba ahogando!

∇ Introducción y traducción de ©Lucas MARGARIT, para Buenos Aires Poetry n°6.