Poesía Beat: The Child, de Michael McClure

“A los 22 años, Michael McClure brindó su primera lectura de poemas en el legendario evento Six Gallery en San Francisco donde Allen Ginsberg leyó por primera vez Howl. Hoy, McClure está más activo que nunca escribiendo y recitando su poesía en festivales, universidades y lugares a lo largo del país”. Así comienza en su página en internet la nota biográfica de uno de los poetas claves del movimiento Beat.
Nacido en Marysville (Kansas) en 1932, sus estudios lo llevaron a la bahía de San Francisco, donde se instaló y entró en contacto con Lawrence Ferlinghetti, Philip Whalen y Gary Snyder, entre otros.
Su primer poemario, Passage, fue publicado en 1956. Le han seguido muchos más, así como novelas, ensayos, obras de teatro. McClure ha escrito también musicales, documentales para la televisión y una canción hecha célebre por Janis Joplin. Su relación con el mundo del rock está marcada por The Doors: fue amigo de Jim Morrison y grabó varios discos con el tecladista Ray Manzarek.
Los poemas que presentamos pertenecen a periodos muy distintos de su producción literaria. The Child apareció en la revista Poetry en 1963 y The Mystery of the Hunt fue publicado casi cincuenta años más tarde.
Michael McClure vive en Oakland con su mujer, la escultora Amy Evans McClure.

El niño

………..¿Quiénes eran los Hombres León que irrumpían en mis sueños
………………….cuando era un gordo y durmiente bebé
………………….en una habitación cuyas paredes eran milagros?
………..¿Quiénes eran los Hombres León con rostros peludos
……………………………y melenas
………………….que se inclinaban sobre mi cuna para bendecirme?
………..¿Fueron ellos los que implantaron el rollo
………..que decía ‘Soy el creador de mi espíritu y alma’?



………..Me veo mientras dormía-
……..todos los niños que duermen son inconmensurables y gigantes
………..soñando en un infinito universo
……..con piernas regordetas despatarradas sobre brillantes sábanas acolchadas.
…………..Y SOBRE MÍ SE ELEVARON
………..y era pequeño a su paso.
Recuerdo sus puntiagudos dientes y bigotes cuando se inclinaron
………..para sonreír-y el olor de su pelaje en la habitación.

———————————————————————
…………..¿QUIÉN SOY?-NO PUEDO RECORDAR.
……………………..Pero lo sé
………………….¡Soy la fuerza
………………….de un millón de amores!

El misterio de la caza

Es el misterio de la caza que me intriga,
…………….que nos conduce como borregos, pero cautelosamente-
La búsqueda de una radiante nube cuadrada – el aroma de la hierbaluisa –
…………….O aprender reglas para el juego que las nutrias marinas
…………………………..Juegan en el oleaje.

…………….Son estas pequeñas cosas -y el secreto detrás de ellas
…………………………..Que llenan el corazón.
………………..El patrón, el espíritu, el ardiente demonio
………………………..Que las vinculan juntas
………………..Y depositan su libertad en nuestros sentidos,

…………….El olor de un arbusto, una nube, el movimiento de los animales

………….-La elevación, la exuberancia, cuando el misterio es revelado.
…………………………..Son esas pequeñas cosas

…………….Que cuando quedan a la vista se convierten en un infierno.

Michael McClure, The Child, from Poetry Magazine, June 1963.

Michael McClure, The Mystery of the Hunt, from Of Indigo and Saffron: New and Selected Poems, University of California Press, 2011.

Traducción/Introducción ©Mariano Rolando Andrade para Buenos Aires Poetry, 2017.