Poesía Beat: Second Poem, de Peter Orlosvky

Poesía Beat: Second Poem, de Peter Orlosvky

“Mi biografía nació en julio de 1933. Crecí con los pies sucios y risitas. No soporto el polvo, por eso me meto el dedo en la nariz. Problema en la escuela: siempre pensando, soñando tristes y misteriosos problemas. Abandoné la secundaria en la mitad del último año y me perdí trabajando en un hospital psiquiátrico“. Así comienza Peter Orlosvky su presentación en la antología New American Poetry 1945-1960, editada por Donald Allen, que lo dio a conocer al mundo literario a través de su Second Poem.
Escritos en 1957, cuando vivía con Allen Ginsberg en París en el legendario Hotel Beat de la rue Gît-le-cœur a metros del Sena, estos intrépidos versos caminan por la cuerda floja de la alucinación en busca de la visión poética y una fe casi religiosa en la belleza en medio de la pobreza y la desolación.
Orlovsky introduce en el texto sus aparentemente habituales problemas de deletreo, como en el verso “But frist…”, así como una escritura fonética (shues, tabol, isen’t…), que en este último caso traducimos en su forma “correcta” en la versión en español ya que es imposible reproducirla con el mismo efecto en nuestra lengua.
Bajo la sombra de Ginsberg, de quien fue pareja por décadas y que lo apoyó para que comenzase a escribir, la obra de Orlovsky es aún una tierra desconocida. City Lights publicó una selección de sus poemas en 1978 bajo el título Clean Asshole Poems & Smiling Vegetable Songs.
Orlovsky, que también fue actor, murió en 2010 en Vermont, a los 76 años, de un cáncer de pulmón.

Mariano Rolando Andrade

Segundo poema

La mañana otra vez, nada para hacer,
…………………………quizás comprar un piano o preparar dulce.
Al menos limpiar el cuarto, por supuesto como mi padre he tirado
…..las cenizas y colillas al suelo al lado de la cama.
Pero primero que nada repasar mis anteojos y tomar agua
…………………………para limpiar la apestosa boca.
Un golpe en la puerta, una gata que entra, detrás de ella el elefante
…..bebé del Zoo pidiendo panqueques frescos – No soporto más
…..estas alucinaciones.
Hora de otro cigarrillo y luego dejar que las cortinas se levanten,
luego descubro que la suciedad traza un camino hasta el tacho de basura.
No hay heladera, entonces un pomelo reseco.
¿Hay alguna santa cosa que pueda hacer a mi cuarto, pintarlo de rosa
…..quizás, o instalar un ascensor del suelo a la cama,
…..o quizás tomar un baño en la cama?
¿Cuál es la razón de vivir si no puedo hacer un paraíso en mi
…..tierra-cuarto?
Porque esta gota de tiempo sobre mis ojos
como la resistencia de una estrella roja en un cigarrillo
me hace sentir que la vida corta más rápido que la tijera.

Sé que si pudiese afeitarme, los bichos alrededor de mi cara
…..desaparecían para siempre.
Los agujeros en mis zapatos son solo temporarios, entiendo eso.
Mi alfombra está sucia, pero ¿la de quién no?
Llega un momento en la vida en la que todos tienen que echarse una meada
…..en el lavabo – aquí déjenme pintar la ventana de negro por un minuto.
Arrojar un plato y romperlo sin picardía – o quizás solo inocentemente
…..accidentalmente dejarlo caer al caminar alrededor de la mesa.
Ante el espejo me veo como fantasma del desierto del Sahara,
o en la cama parezco una momia llorona chillando por un poco de aire,
o en la mesa me siento como Napoleón.
Pero ahora para la principal tarea del día -lavar mis calzones-
…..maltratados dos meses – ¿qué dirían sobre ello las hormigas?
Cómo puedo lavar mi ropa – porque sería, sería, sería una mujer
…..si hiciese eso.
No, antes preferiría más bien lustrar mis zapatillas, y en cuanto al piso es
…..más creativo pintarlo que limpiarlo.
En cuanto a los platos, puedo hacer eso porque estoy pensando en conseguir
…..trabajo en una cafetería.
Mi vida y mi habitación son como dos enormes bichos siguiéndome
…..alrededor del mundo.
Gracias a dios tengo una manera inocente de mirar la naturaleza.
Nací para recordar una canción de amor -en una colina una mariposa
…..crea una taza de la que bebo, caminando sobre un puente de
…..flores.

Nov. ’57, Paris

Second Poem

Morning again, nothing has to be done,
…………………………maybe buy a piano or make fudge
At least clean the room up, for sure like my farther
…..I’ve done flick the ashes & butts over the bed side on the floor.
But frist of all wipe my glasses and drink the water
…………………………to clean the smelly mouth.
A nock on the door, a cat walks in, behind her the Zoo’s baby
…..elephant demanding fresh pancakes – I cant stand these
…..hallucinations any more.
Time for another cigarette and then let the curtains rise, then
…..I notice the dirt makes a road to the garbage pan.
No icebox so a dried up grapefruit.
Is there any one saintly thing I can do to my room, paint it pink
…..maybe or install an elevator from the floor to the bed or
…..maybe take a bath in the bed?
What’s the use of living if I cant make paradise in my own
…..room-land?
For this drop of time upon my eyes
like the endurance of a red star on a cigarette
makes me feel life splits faster than scissors.

I know if I could shave myself the bugs around my face would
…..disappear forever.
The holes in my shues are only temporary, I understand that.
My rug is dirty but whose that isen’t?
There comes a time in life when everybody must take a piss in
…..the sink -here let me paint the window black for a minute.
Thro a plate & brake it out of naughtiness – or maybe just
…..innocently accidentally drop it wile walking around the tabol.
Before the mirror I look like sahara desert gost,
or on the bed I resemble a crying mummey hollaring for air,
or on the tabol I feel like Napoleon.
But now for the main task of the day – wash my underwear –
…..two months abused – what would the ants say about that?
How can I wash my clothes – why I’d, I’d, I’d be a woman if I
…..did that.
No, I’d rather polish my sneakers then that and as for the floor it’s
…..more creative to paint it then clean it up.
As for the dishes I can do that for I am thinking of getting a job in
…..a lunchenette.
My life and my room are like two huge bugs following me around
…..the globe.
Thank god I have an innocent eye for nature.
I was born to remember a song about love – on a hill a butterfly
…..makes a cup that I drink from, walking over a bridge of
…..flowers.

Nov. ’57, Paris

Second Poem, The New American Poetry 1945-1960, edited by Donald Allen, University of California Press, 1960.
Traducción Mariano Rolando Andrade