Poesía Argentina – Alejandra Mendez Bujonok

Alejandra Mendez Bujonok (1979) San Cristóbal (Santa Fe), reside en Rosario. Es escritora y productora cultural. Curadora de importantes encuentros literarios en su provincia. Coordinó los ciclos de lecturas: “Poesía en los Bares” organizado por Secretaría de Cultura y Educación de la ciudad de Rosario, “Poetas que leen a otros Poetas”, “Poetas del Tercer Mundo”, y los trasnoches del Festival Internacional de Poesía de Rosario (ed. 2010-2011) entre otros. Ha participado en diversos encuentros o festivales de Poesía nacionales e internacionales. Figura en antologías nacionales y latinoamericanas. Ha publicado: “TARDE ABEDUL” (poesía) editorial La Pulga Renga, Rosario (primera edición 2013 – segunda edición 2015).

La fuente

Pensamientos de dentro, de todos,
flotan y se mezclan
los peces en el aire.
Sospecho que el limón me mira
en su sol amargo
¿o soy yo quien lo mide
en la distancia de ácidos
con cierto recelo lagrimal?
No sé qué es la fuente de luz
que nombran
los merecidos del cielo.
Tanto tuve que andar
para acertar en el agua
el accidente de la sombra,
para aprender a llorar.

Rhizanthella

Por los caminos del agua en busca del silencio
las máquinas son máquinas secretas.
Como una Rhizanthella, sin romper
jamás la superficie de la tierra,
florecen por lo bajo aquellos rayos.

El reloj de esta mujer

le anda como un galgo
con rabia a veces
me quedo mirándola
y me recuerda a su madre,
a mi abuela lejana
como el acantilado. No es
de ahora que está enferma
su soledad viene
de siglos pasados. A veces
me quedo mirándola
y me recuerda a ese verso
de Katherine donde ruega
a dios para que sea él
quien endurezca su corazón.

Tenían quietudes azules/sus ojos
Cantábrica profundidad/ marítima su alma
Inaccesa/ toda alma todo cielo toda vida/
Caracola en movimiento.
Tenían la ductilidad de los vientos/ sus vientos.
Me miraba su historia – abuela – como queriendo
Salirse de usted.
De niña entendí/ solo viéndola mirar/ que todo
Es un acantilado lejano.