Cinco poetas del XII Festival Internacional de Poesía de Buenos Aires FIP 2017 – por Mariano Rolando Andrade

La XII edición del Festival Internacional de Poesía de Buenos Aires FIP 2017 que se celebra actualmente reúne a 35 poetas de 17 países. Presentamos aquí a cinco de ellos, en una muestra del panorama geográfico y generacional que abarca esta cita que incluye lecturas y otras actividades hasta el domingo 18 de junio en el CCK de la capital argentina. El programa completo puede consultarse en www.festivalpoesiabsas.com.ar

 

HELENA SINERVO

Nacida en 1961 en Tampere (Finlandia) es poeta, narradora y traductora. Ha publicado diez libros de poesía, tres novelas y tres libros para niños. Tradujo al finlandés a Elizabeth Bishop, Yves Bonnefoy y Stéphane Mallarmé, entre otros. Ha recibido el Premio Finlandia (el más prestigioso de su país) y Premio de Poesía de la Radio Finlandesa en dos oportunidades.

Aguja

Se pasa uno la vida buscando, se consume el cigarro
y no se ve huella. Pero a veces
se percibe el destello,
su fracción de segundo: un brumoso mar en llamas
en ojos desconocidos. ¿Es eso lo que querían
esquivar, la nieve cuando cae del alero,
mientras juntos giramos alrededor del sol?
a esos instantes
tú los llamas eternos,
yo amor, él soledad.
Alguien sugiere “belleza”
pero lamenta no haberla visto.
En una aguja del pino el bosque entero.

Neulanen

Ikä kuluu etsimiseen, kuluu tupakka
eikä jälkeäkään näy. Joskus se kuitenkin
välähtää sekunnin murto-osan
kirkkaana hehkuna: sumea, roihuava meri
tuntemattomissa silmissä. Sitäkö
te väistätte, räystäältä putoavaa lunta,
kun yhdessä kierrämme aurinkoa?
Sinä sanot noita hetkiä ikuisuudeksi,
minä rakkaudeksi, hän yksinäisyydeksi.
Vielä joku huokaisee “kauneus”
ja suree, että se jäi näkemättä.
Yhdessä neulasessa koko metsä.

Traducción Tarja Roinila y Choral Bracho

LINA DE FERIA

Poeta, narradora y ensayista nacida en Santiago de Cuba en 1945. Entre Casa que no existía (1968) y Los aires de Antínoo (2016) ha publicado una treintena de libros que incluyen poesía, poesía infantil y ensayo. Traducida a múltiples idiomas. Ha sido cinco veces Premio Nacional de la Crítica y se le otorgó la Orden de la Cultura Nacional.

Poema para la mujer que habla sola en el parque de Calzada

en tu sombrilla de huecos no se comprende ningún
……………………………………..rumor
se cuentan las historias de todas las ciudades que
perdieron el mar
de los sitios donde no se pudieron levantar más que ruinas
donde a veces nada valió la pena
y deseabas tantas manos improbables
que terminaste siendo un gajo contra el suelo.
hablabas para creer
y ahora incrédula de los parques
incrédula de los hombres
incrédula de ti misma
creces de la incoherencia como un golpe humano
como algo ante lo que uno tiene que quitarse la mirada
o sentir como un enrojecimiento ante la falta de tradición
ante el nada que dejar
alguien descarriló tus márgenes
y ahora nos arrancas de tu tiempo
para dejarnos en la categoría de sombras que no respetas
desclasados del cuerpo frente a ti
bien que tienes tu razón
y apenas si la crítica vale
si la denuncia mía no es otra cosa
que el instinto de sentirse animal nuestro
……………………………………..especie nuestra
……………………………………..posibilidad y término nuestro
(que eras como cualquier ser lógico y ahora la soledad
……………………………………..te abruma
y nadie te detiene y nadie podría detenerte)
¿qué serías en el antes,
la madre, la concertista, la prostituta,
la que tenía el tedio, la alienada, la del amor platónico,
la asexual, la torpe, la que no tuvo continuación?
eres patética y extraordinaria
si mientes mientes con tu verdad
y así te vemos algunos con tu banco con tu sombrilla
con tus labios pintados por fuera con una línea de
……………………………………..temblor
haciendo tus cuentos que nadie recuerda
……………………………………..y eterna como un retrato
estoy segura que sabrían oírme si digo que eres
un personaje de antonioni o de buñuel
que serías un absoluto para dostoyevski
y que tus manos son para chagall
estás cercana a ellos de alguna manera
como lo estás de mí en algún sitio común de la vida
mujer que habla como a martillazos
nadie hablará de ti pero te quedas
vergüenza que repite su canción
fuera de moda es cierto
frente al teatro de calzada y d.

EDWIN MADRID

Oriundo de Quito, Ecuador (1961), publicó Open Doors, Caballos e iguanas, Al sur del ecuador y las antologías La búsqueda incesante (2006) y Pararrayos (2012), entre otros. Obtuvo el Premio Casa de América 2004. Ha sido incluido en relevantes antologías de poesía contemporánea hispanoamericana y traducido al árabe, inglés, portugués, alemán e italiano.

El niño laurel

En un pueblo
donde el sol entraba a las casas
saltando tapias
y despertaba a sus habitantes
haciéndoles cosquillas en los pies
nació un niño con cabeza de armario
este hecho
conmocionó a la comunidad
el niño se convirtió en escándalo
y fue necesario exhibirle
en la plaza más grande del pueblo
para evitar amontonamientos
de carros y mulas que llegaban
de todas partes del país
transportando sacerdotes científicos
ancianos y militares
solo para verle dormir
con una puerta del armario cerrada
y la otra abierta
cuando lloraba
escuchar el insistente
traquetear de sus cajones
hasta que colocaran en su interior
una botella de leche
el niño creció
y se le fue haciendo más difícil
llevar la cabeza sobre los hombros
no podía subir a los buses
ni lanzarse a la piscina
con sus amigos
tampoco jugar de arquero
en el equipo del pueblo
pero descubrió que no necesitaba
ir al colegio
o a la universidad
porque con solo depositar los libros
de cualquier tema en su cabeza
obtenía la sabiduría
de un erudito en la materia
lo que le convirtió en el
cráneo más pesado de la humanidad
llegando a poseer en su memoria
cerca de cien mil títulos
que abarcaban desde magia negra hasta
«diseño y construcción de ciudades espaciales»
asimismo
se había creado una terrible dificultad
su cabeza se desarrolló a tal grado
que de armario pasó a ser
una especie de bóveda con puertas de cementerio
lo que le impidió salir
de su cuarto de estudio
por el resto de sus días.

LOUISE DESJARDINS

Poeta, narradora y traductora de Québec (Canadá), tiene publicados más de diez libros de poesía, uno de ellos traducido al español (Silenciosos lazos, 2010). Su obra abarca además relatos cortos, traducciones de poesía y cinco novelas, de las cuales La love recibió el premio de las Arcadas de Bolonia. Reside en Montreal.

Sandra

“Sandra me lleva a lo de ella después de la escuela
En su casa blanca rodeada de césped cortado
Su padre está vestido con un hábito
Su madre trenza sus cabellos platino
Se dice por lo bajo que ella bebe
Como una actriz de cine
Las uñas hechas la voz grave
Ella pronuncia bien las “th” en inglés
La alfombra verde pálido hace pistas
Cuando sus pantuflas se deslizan
En el aroma de jabón Yardley
Los animales de ónix observan el silencio
Las plantas tropicales en la bay-window
En pleno invierno
Y el pez rojo que nada apenas
En su pecera de agua clara
Sandra me lleva a lo de ella después de la escuela
Me quedaría hasta el fin de los tiempos”

Ellos habitan una casa de dos plantas
En una calle sin nombre y sin rostro
Ella se mira en espejos
Que le devuelven algunos años de más
Ella pasea su deseo en su bolsillo
Ella lo saca a veces para examinarlo
Es una larga lista de almacén
Con caricias de paprika
De salsa de soja
Una larga mirada la tomaría justo aquí
Esperando el fuego verde
Luego ella siente la vereda pulverizarse
Bajo sus pequeños pasos sofrenados.

Sandra

«Sandra m’amène chez elle après l’école
Dans sa maison blanche entourée d’herbe coupée
Son père est habillé en habit
Sa mère tresse ses cheveux platine
On dit tout bas qu’elle boit
Comme une actrice de cinéma
Les ongles faits la voix grave
Elle prononce bien les “th” anglais
Le tapis vert pâle fait des pistes
Quand ses pantoufles glissent
Dans l’odeur de savon Yardley
Les animaux d’onyx observent le silence
Les plantes tropicales dans la bay-window
En plein hiver
Et le poisson rouge qui nage à peine
Dans son bocal d’eau claire
Sandra m’amène chez elle après l’école
J’y resterais jusqu’à la fin des temps»

Ils habitent une maison à deux étages
Dans une rue sans nom et sans visage
Elle se mire dans des glaces
Qui lui renvoient quelques années de trop
Elle promène son désir dans sa poche
Elle le sort parfois pour l’examiner
C’est une longue liste d’épicerie
Avec des caresses de paprika
De la sauce soya
Un long regard la prendrait juste ici
En attendant le feu vert
Puis elle sent le trottoir s’effriter
Sous ses petits pas saccadés.

Traducción Sara Cohen

ZEYNEP TUGGE KARADAG

Nacida en Aksaray, Turquía, en 1988, es poeta y dramaturga. Ha publicado la colección de poemas Acile Tek Giden. Se desempeña como dramaturgista y guionista para TRT, agencia oficial de la Radio y Televisión de Turquía. Contribuye con poemas y artículos en periódicos y revistas especializadas de su país, como Cins Dergisi, Itibar Dergisi, Lacivert Dergisi, Edeyibart Ortami, Kultur Gundemi.

El que va a emergencia solo

El modista que se le quiebran las agujas de una en una
Pensó que podía cocer su destino, se equivocó
Lo que se ve en el espejo:
Como si estuviera pensando en el botón que lo tenía preocupado
Todavía hay tiempo, para pensar

En la noche va solo con su enfermo a emergencia
El pasajero que no saludaba, es la misma persona en el fondo
El camino es una mugre que las canciones no pueden limpiar
………….Cuanto más miras, mas crece

En los vidrios las cuentas anteriores
En mi cabeza conversaciones sin limites
-Como cuando la leche hierve a tiempo, estamos otra vez solos
-No estás lo suficientemente solo, menos descalzo

Estoy pensando en cocer mi sonido interno
Pero como quiero eso, Si supieran
Mirando un ‘’circulo de pasiones’’
El mundo parece el funeral que alcanzaste

Acile tek giden

İğneleri teker teker kırılan terzi
Dikerim sandı yazgısını, yanılgı..
Aynada görülen:
Düşecekmiş gibi durup tedirgin eden o düğme.
Henüz vakit var, daha var düşmeye.

Gece tek başına acile giden hastayla
Kendisine hiç el sallanmayan yolcu, aynı insandır aslında.
Şarkıların temizleyemediği bir lekedir yol,
………….baktıkça artar.
Camlarda dünün hesaplaşması
Kafamın içinde sayısız konuşma var:
-Tam vaktinde taşması gibi sütün işte yine yalnızız.
-Yeteri kadar yalnız değilsin, yalın hiç değil.

İç sesime dikiş atmayı düşünüyorum
Ama nasıl istiyorum bunu bir bilseniz
“ Tutuklular Çemberi”nden bakınca
Yetişemediğin cenazeye benziyor dünya.