The differ | Dorothy Lawrenson


Dorothy Lawrenson, quien además de poeta es una destacada artista plástica, nació en Dundee y estudió Bellas Artes en Edinburgh College of Art. Posee además un MFA en escritura creativa y actualmente cursa estudios de doctorado. Su trabajo poético ha aparecido en The Glasgow Herald, The Scotsman y Edinburgh Review. Su folleto debut, Under the Threshold, fue preseleccionado para el Callum McDonald Memorial Award. Es fundadora de la editorial independiente Perjink Press.

En Crinan

¿Cómo poner una esclusa en el mar?
Cual si pusiera un cerrojo al amor. A estas cosas
atribuí siempre rebose y flujo,
la influencia de la luna.

Vimos al esclusero
la marea burlar en Crinan:
vaciando, llenando, vaciando la cámara –
como quien orquesta un corazón artificial.

Era la puesta del sol, y el último bote
permaneció hasta que se abrieron las compuertas.
Entonces por última vez vimos su estela, mientras
salía arrastrado por la atracción del océano.

At Crinan

How can one put a lock on the sea?
Like putting a lock on love. I always assumed
a flood and an ebb to these things,
the influence of the moon.

We watched the lock-keeper
at Crinan cheating the tide:
exhausting, filling, exhausting the chamber –
as if working an artificial heart.

It was sunset, and the last boat
sat in the sea-lock till the gates opened.
Then we saw her wake a final time, as she drifted
out at last with the pull of the ocean.

Septiembre

Tan al norte, la cosecha es tardía.
Grajos a los gritos sobre sicómoros
cuyas sombras bostezan tras ellos hacia el río.
El peso del trigo arquea las espigas.

También el oro del verano se aleja,
llegan latón y cobre. No es la nostalgia
por el presente tan inaudita; esta
tarde de septiembre es ya tan vieja

como una foto de sí misma. La luz, las sombras
son sepia en el campo, como si hubiese otra
tarde en septiembre, otra cosecha
por recoger desde hace años.

September

This far north, the harvest happens late.
Rooks go clattering over the sycamores
whose shadows yawn after them, down to the river.
Uncut wheat staggers under its own weight.

Summer is leaving too, exchanging its gold
for brass and copper. It is not so strange
to feel nostalgia for the present; already
this September evening is as old

as a photograph of itself. The light, the shadows
on the field, are sepia, as if this were
some other evening in September, some other
harvest that went ungathered years ago.

Sobre la traducción

Toda persona debe decidir
dónde habitar:

ciudad vestida
de luz extravagante,

río refulgente
como un espejo –

aldea al abrigo
de un monte oscuro,

cuyas luces anegadas
vigorizan el ardor

de las estrellas conocidas
en este cielo familiar.

On owersettin¹

A body maun decide
whaur tae bide:

a city buskit
wi vogie lichts,

river skinklin
lik a keekin-gless –

a clachan bieldit
bi a wanlit law,

whase slockit lichts
mak kenspeckle starns

lowe mair vieve
i the lang-kent lift.

¹”On owersettin” y “The differ” están escritos en scots, unos de los dialectos de Escocia. 

La diferencia

Luz vespertina hacia
la noche: cielo
variopinto. Entre

noche y aurora,
otro espectáculo.
Dos horas breves,

trabajosas –
una promete
placeres, la otra

demanda cautela. Sí,
esa es la diferencia –
y no deben encontrarse

nunca.
Mas, como respuesta
a la pregunta, la despedida

de un encuentro,
si empezó en encanto
termina en sapiencia.

The differ

Daylicht intae
nicht: a lyart.
lift. Atween

nicht and day
-daw, anither licht
-shaw. Twa smaa,

thrang oors –
tane hechts
delicht, tither

caws canny. Aye,
thon’s the differ –
an nivver the twa

maun forgaither.
Bit lik the speir’s
rebat, the twynin

o a tryst, muckle ens
in wit stertit
in delicht.


COLABORACIÓN ENVIADA POR CARLOS LLAZA, PARA BUENOS AIRES POETRY, 2019. TRADUCCIÓN DE CARLOS LLAZA.