El valle de las mariposas: un réquiem | Inger CHRISTENSEN

 

Sobre la obra.

Las décadas se llevaron al nombramiento del mundo, según como fue señalado y vuelto a crear en Det (1969) y Alfabet (1981); pero, así como los versos de estas obras permanecieron en discursos políticos y paredes en las calles, la materialidad del mundo se mantuvo evidente con su inacabable génesis.
En una forma clásica, la del soneto (persistente y firme como la misma realidad) Inger Christensen situó, en una mínima y volátil expresión, las mariposas, la experiencia del sujeto ante la plenitud de la vida Así surgió Summerfugledalen (1991), la última obra lírica de esta profesora de matemáticas de Vejle.
En este réquiem se encuentra la espiral creadora de la vida, tanto en sus imágenes como en su forma. Aquí el mundo es uno, es todo y la consciencia ya no lo discierne, sino que lo vive, es parte de él.
Con el binomio vida-muerte y tantas de sus representaciones, Inger Christensen llega al punto máximo de su expresión lírica y logra situar al lenguaje en el mundo o, quizás, hacer un mundo en el lenguaje.

Sobre la traducción.

La traducción que hizo Susanna Nied de esta obra al inglés fue reconocida por lograr un flujo de discurso que no perdiera la vitalidad de las imágenes que se construyen en la lengua originaria del poema. Para lograrlo, hubo un interés en la riqueza semántica y precisión terminológica que dejó a un lado el rigor de la rima, para que la libertad de la vida caminara sobre el ritmo.
En la traducción que ahora se ofrece se busca ese mismo fluir apelando al valor del endecasílabo con sus variaciones acentuales, cadencias y encabalgamientos. La rima pudo haber sido recuperada, pero habría sujetado al flujo natural del bucle creador que la obra expresa en 15 sonetos (aquí se presentan los primeros 7).
Ha de decirse que en español no se ha publicado el Valle de las mariposas. Aquello de esta autora que sí tenemos en nuestra lengua busca mantener su mensaje (lo cual es de gran valor), de modo que la construcción en español de la sonoridad de los poemas ha sido puesta a un lado.

Sobre el traductor.

Rodolfo Herrera López (Cholula, 1987) es profesor. Su enseñanza se ha unido a la ayuda comunitaria y en ellas ha pasado su tiempo. Ha convivido con personas de diferentes edades a través del lenguaje y el arte: con niños entre 4 y 11 años (incluso con aquellos que padecen ceguera y debilidad visual y síndrome de Down) a través de la música, obras teatrales, la lectura y la escritura; con jóvenes, por medio de la literatura, escritura creativa, lectura expresiva, monólogo dramático y canto; finalmente, con adultos y personas de la tercera edad por medio del inglés, el pensamiento crítico y la hermenéutica. Actualmente es docente de escritura académica y argumentación en la Universidad de las Américas Puebla y estudia un doctorado en Filosofía contemporánea en la Benemérita universidad Autónoma de Puebla. Artículos y poemas suyos han aparecido en algunos medios digitales e impresos y su poemario Luscinia será publicado pronto.

*

De stiger op, planetens sommerfugle
som farvestøv fra jordens varme krop,
zinnober, okker, guld og fosforgule,
en sværm af kemisk grundstof løftet op.

Er dette vingeflimmer kun en stime
af lyspartikler i et indbildt syn?
Er det min barndoms drømte sommertime
splintret som i tidsforskudte lyn?

Nej, det er lysets engel, som kan male
sig selv som sort Apollo mnemosyne,
som ildfugl, poppelfugl og svalehale.

Jeg ser dem med min slørede fornuft
som lette fjer i varmedisens dyne
i Brajcinodalens middagshede luft.

*

Se elevan, mariposas del planeta
con su cálido polvo de color
áureo, sulfureo, sil y fósforo:
enjambre de elementos que alza el vuelo.

¿Parpadean las alas en cardumen
de ilusorias partículas de luz?
¿Mi sueño de la infancia en el verano
se parte en el relámpago del tiempo?

No, es el ángel de la luz que puede
pintarse como negra Mnemosine,
Lycaena, Almirante y Macaón.

Las miran mis sentidos en la niebla
como ardientes plumajes en el aire
en el cenit del valle de Brajcino.

*

I Brajčinodalens middagshede luft,
hvor al erindring smuldrer, og det hele
i lysets sammenfald med plantedele
forvandler sig fra duftløshed til duft,

går jeg fra blad til blad tilbage
og sætter dem på barndomslandets nælde,
naturens mest guddommelige fælde,
der fanger hvad der før fløj væk som dage.

Her sidder admiralen i sit spind,
mens den fra forårsgrøn, forslugen larve
forvandler sig til det vi kalder sind,

så den som andre somres sommerfugle
kan hente livets tætte purpurfarve
op fra den underjordisk bitre hule

*

En el cenit del valle de Brajcino,
donde todo recuerdo se derrumba
y la luz que coincide con las plantas
se transforma en presencia del aroma,

me muevo entre las hojas y las dejo
en la ortiga de la infancia y en su lazo,
la trampa más divina de la tierra
que atrapa lo que vuela con los días.

Se encuentra en su capullo el Almirante
que transforma en oruga devorada
a aquello que llamamos nuestra mente.

Como otras mariposas del estío
lo vi en el denso púrpura de vida
en una cueva amarga bajo tierra.

*

Op fra den underjordisk bitre hule,
hvor kældermørkets første drømmekryb
og al den grusomhed, vi helst vil skjule,
lægger bunden under sindets dyb,

op stiger Morfeus, dødninghoved,
alle, der vender aftensværmersiden ud,
og viser mig, hvor blødt det er at falde ned
i det askegrå og ligne gud.

Kålsommerfuglen fra en eng i Vejle,
den hvide sjæl, som har en tegning malet
af altings flygtighed på vingens spejle,

hvad vil den her i denne dystre luft?
Er det den sorg, mit liv har overhalet,
som bjergbuskadset dækker med sin duft?

*

En una cueva amarga bajo tierra,
donde criaturas primarias del sueño
y lo cruel que elegimos ocultar
sustenta las entrañas de la mente,

asciende Morfeo, Esfinge africana,
que revela su aspecto de polilla,
y me muestra lo suave que es caerse
en la ceniza y parecerse a dios.

La Pieris napi en un prado de Vejle,
el alma blanca que tiene un dibujo
de lo efímero en las alas con espejos.

¿qué quiere en este aire sombrío?¿Es esa
la pena que mi vida ha superado
como abarca el arbusto con su aroma?

*

Som bjergbuskadset dækker med sin duft,
at blomstringen har rod i alt det rådne,
det skyggefulde, filtrede og lådne,
en vild og labyrintisk ufornuft,

kan sommerfuglen med sin flagren dække,
at den er bundet til insektets krop,
man tror det er en blomst der flyver op,
og ikke denne billedstorm på række,

som når en sværmer, spinder, måler, ugle,
der hvirvler farvens tegnfigur forbi
tilkaster os en gåde som skal skjule,

at alt hvad sjælelivet har at håb
hinsides alt er sorgens symmetri
som blåfugl, admiral og sørgekåbe.

*

Como abarca el arbusto con su aroma
la floración se arraiga a lo podrido
(la sombra, lo enredado, lo lanudo:
salvaje y laberíntica locura).

La mariposa puede revestir
lo apresado en el cuerpo del insecto.
Uno cree que es una flor en vuelo
y no un caudal de imágenes indómitas,

despliegue de color como las larvas
de la Esfinge, Noctuida y Catocala
que lanzan un enigma de silencio

a lo que el alma tiene que esperar.
Ahí la simetría de la pena
como Ícaros, Dolientes y Almirantes.

*

Som blåfugl, admiral og sørgekåbe
i farvens periodiske system
ved hjælp af blot den mindste nektardråbe
kan løfte jorden op som diadem,

som de i farvens klare sorgløsheder,
lavendel, purpur, brunkulssorte,
præcist indlejrer sorgens skjulesteder,
skønt deres glædesliv er alt for korte,

kan de med deres sommerfuglesnabel
opsuge verden som en billedfabel,
så let som med et kærtegns glideflugt,

til alle glimt af kærlighed er brugt,
kun glimt af skræk og skønhed går i ring,
som påfugløje flagrer de omkring.

*

Como Ícaros, Dolientes y Almirantes
en el color de la tabla periódica
con ayuda de una gota de néctar
levantan a la tierra como tiara,

como ellos en la clara ligereza
color lavanda, púrpura y lignito,
dentro de los refugios del dolor,
aunque su vida alegre acaba pronto,

pueden, con su trompa de mariposa
absorber al mundo como una fábula,
resbalar al igual que una caricia,

hasta usar el destello del amor
luchan con señas de horror y belleza
como el revuelo de un pavorreal.

*

Som påfugløje flagrer de omkring,
jeg tror jeg går i paradisets have,
mens haven synker ned i ingenting,
og ordene, der før var til at stave,

opløser sig i falske øjepletter,
dukatfugl, terningfugl og Harlekin,
hvis gøglerord om kiselhvide nætter
forvandler dagens lys til måneskin.

Her gror de stikkelsbær- og slåenbuske,
som ligegyldigt hvilke ord du spiser
gør livet sommerfuglelet at huske.

Skal jeg måske forpuppe mig og måbe
ved alt, den hvide Harlekin fremviser
og foregøgler universets tåbe.

*

Como el revuelo de un pavorreal
me veo en el jardín del paraíso,
cuando el jardín se sumerge en la nada,
y las palabras que dije dispersas

se vuelven de agua en los falsos ocelos;
Manto de oro, Hamearis y Arlequín,
cuyas palabras en noches de sílice
cambian al día en el brillo de luna.

Crecen grosellas y arbustos de musgo.
sin importar las palabras que comas,
la vida es mariposa del recuerdo.

Habría de mirar y transformarme,
conocer lo que muestra el Arlequín,
fingir la necedad del universo.

*

Og foregøgler universets tåbe
sig selv, at der er andre verdner til,
hvor guderne kan både gø og råbe
og kalde os tilfældigt terningspil,

så mind mig om en sommerdag på Skagen,
da engblåfuglen under parringsflugten
fløj rundt som himmelstumper hele dagen
med ekko af det blå fra Jammerbugten,

mens vi, der bare lå fortabt i sandet,
så talrige som nu kun to kan være,
fik kroppens elementer sammenblandet

af jord som havs og himmels mellemting,
to mennesker, der overlod hinanden
et liv der ikke dør som ingenting.

*

Fingir la necedad del universo,
que existen otros mundos donde dioses
pueden ladrar y gritar y nombrarnos
a manera de un tiro de la suerte.

Así me recuerda al verano en Skagen,
cuando el Azul mazarine en su vuelo
nupcial planea en los ecos azules:
la bahía que yace en Jammerbugt.

mientras nosotros, cubiertos de arena,
tan incontable pareja que ahora
unimos cada sustancia del cuerpo

como intervalo del mar y del cielo,
dos individuos que se han heredado
una existencia que nunca perece.


Colaboración enviada por Víctor Toledo (MX) | Buenos Aires Poetry, 2020 | El valle de las mariposas: un réquiem | Sommerfugledalen: et requiem | Sonetos I al VII.