Arthur Rimbaud, por Karl Ove Knaus-gård

bap2222

♦♦

Si alguno de los elementos de la literatura, como el estilo, la intriga, la temática, son más fuertes que la forma, o someten a la forma, el resultado será flojo. Por esa razón los escritores con un estilo fuerte escriben a menudo libros flojos. También por esa razón los escritores con una temática fuerte escriben tan a menudo libros flojos.

La fuerza de la temática y del estilo tiene que ser abatido antes de que pueda surgir la literatura. Es esta desintegración lo que llamamos «escribir». Escribir trata más de destruir que de crear. Nadie lo sabía mejor que Rimbaud. Lo que le hace tan extraordinario no es que llegara a esta comprensión siendo preocupantemente joven, sino que permitiera que fuera válida para la vida misma.

Para Rimbaud todo se trataba de libertad, tanto en la escritura como en la vida, o incluso tuvo que dejar atrás la escritura, porque ésta también se convirtió en una atadura que había que destruir. Libertad es igual a destrucción. Destruyó y se quedó en lo destruido. Rimbaud se marchó a África.

Δ Extraído de La muerte del padre, (Min kamp). Forlaget Oktober as Oslo, 2009.

images (5)