Romanciers | Roger Santiváñez

Roger Santiváñez nació en la ciudad de Piura, Perú, en 1956. Estudió en la Universidad de Piura y posteriormente Literatura en la Universidad de San Marcos, Lima, obtuvo un doctorado en Temple University, Filadelfia. Es profesor de español en Saint Joseph’ s University, Filadelfia. Ha sido un gran activista cultural: participó en La Sagrada Familia (1977), militó en Hora Zero (1981) y fundó el estado de revuelta poética denominado Movimiento Kloaka (1982-1984). Es cofundador del suplemento cultural y el sello editorial Asalto al Cielo, del Comité Killka (1990) y del Centro Contracultural El Averno (1998). Como poeta ha publicado Eucaristía, en 2004, que le valió el Premio J. M. Eguren de Nueva York y Dolores Morales de Santiváñez, Selección de Poesía (1975-2005) (2006). En España se dio a conocer por la antología Pulir Huesos. 23 poetas latinoamericanos (1950-1965) de 2007. En poesía ha publicado además Dolores Morales de Santiváñez. Selección de Poesía [1975-2005] (2006), Amastris (2007), Labranda (2008), Amaranth (2010), Roberts Pool Crepúsculos (2011) y Virtú (2013), entre otros.

ROMANCIERS

Donne chiavete intelleto d’amore
-Dante-

1
Manteles a cuadros se tornan camisa
Que coce & usa mi amiga en el altar
Principia la sonaja su oculta zarandaja

Pedazo de cúpula trastoca la caricia
Del sino recubierto de pasteles a
Las cuerdas de la guitarra más fina

Se extrañan los aires donde vuelan
Las lonjas aromadas de estirpe bruna
Encenderse en el dulce iris fascinante

Sumerge el humo humedecido este
Corazón crecientes memorias fingidas
Ante el sollozo frugal de aquella estrella

Aunque la ingrávida arboleda nos re
Pliega incógnita se expande barniz
Fluctuante & suaviza el despertar

Revierten los gozados escapes pren
Didos con zaguanes al borde ocasión
Del ocaso fonético forma mañanas

& mañas ceñidas en el ceño de Dios
Presagian el suspenso contradicho por
El paso sustancial de los esguinces

2

Cimbreantes copas alzadas a mi vista
Lanzan las memorias avecillas escritas
Con emulación parisina se acallan

Lunares insepultos concilian al compás
De la ilusión desnuda su porción
Irresuelta revélase impalpable as

Mática apreciada nocturna toca los
Pétalos que en la cornisa se aduermen
Buscando anclaje por tus pechos

Porque son lánguidos los bruñidos susu
Rros del melodioso silencio poco a poco
Conquistado en la condensación

De aquel rico pastel rasgando la
Crepuscular ambrosia al ocultarse
Idéntica luz con su azul misterio

Castellaniza el aire que se olvida
Si esta sombra se apercibe sola
Frágil insania provoca la lluvia

Cintilante & oscura sosiega el
Ansia que se fuga sin el tiempo
Apurando aliados nichos oxidados

3

No es dulce la mortaja posada
Sino fresca la canción deshojada
Pulcra aguja remonta su niñez

En la bella palidez de este verano
Recogerá su mano la distancia
Cuya sola fragancia enternece

Si amanece su caricia siendo
Albricias del amargo resplandor
Que en el candor refulge sin

Medida en alegre despedida
Que nadie prepara en la noche
Con roche de su puro deseo

Un mareo sensitivo de fanales
& arrabales también en la franca
Dimensión de la mañana

Volverá la tarde a ser de
Nada silenciosa rosa demu
Dada a soñar sin sueños

Alquimia de marfil me entierra
& se cierra en la sierra de mi
Padre allá en los fríos Andes.

[Collingswood, New Jersey South. Enero de 2018]