Contracultura | Randall Roque

Escritor costarricense, nacido en el año 1977. Ha publicado libros de poesía y narrativa, entre los cuales están: “Cuando las luciérnagas hablan” (Cuentos, 1998), “Itinerario de los amantes” (poesía, 2003), “Amores domésticos” (fotopoemas, 2009), “Estrellas de madera” (CD: poemas italiano-español, 2007), “Las Lunas del Ramadán y otras alegorías” (Libro heterogéneo: cuento, poesía, fábula, aforismos, etc. 2011), “Los Alegres somos más” (selección poética 2003-2012), “Alguien llama a tu puerta” (Cuento, 2014), “Isla Pop” (poesía ilustrada por Carlos Tapia. REA, 2015).

Su trabajo también puede hallarse en antologías en Italia, Macedonia y Argentina, entre las que podemos mencionar “Il gesto della Memoria (Italia, 2005)”, “Frontiere (Italia, 2007)”, “Ditët et Naimit (2013, Macedonia)” y en la Revista Summa (El Salvador, 2015).

Jaula con pájaro amarillo

Un pájaro amarillo abre la jaula
para volar con otros pájaros
en una jaula más grande;
está dentro de otra jaula
con miles de jaulas dentro
que encierran miles de jaulas
y en cada jaula un pájaro amarillo
trina como ningún otro.

Esa es la libertad del mundo.

Uno lo sabe de antemano,
desde que lo mira volar
de una jaula a otra,
desesperado.

Es un pájaro doméstico,
no vivirá mucho.

Pez con cuchillo

Un pez grande y plateado
sobre una tabla blanca de picar,
con un cuchillo de cocina
incrustado justo en el medio.

Esta fue la imagen de un sueño,
aún no entiendo por qué no había
ni una sola gota de sangre.

La muerte en un delantal blanco
doblado con descuido sobre una silla.

Prozac

Lo que sé de la Revolución Francesa,
lo que sé del sandinismo en Nicaragua,
loq ue sé del Boom Latinoamericano,
lo sé gracias a una cama metálica,
con resorte viejos, rechinantes.

Lo que sé, lo poco que sé, ya te lo dije,
lo aprendí en un hospital público,
donde teníamos horarios rigurosos
y nos llenaban de Prozac hasta las nalgas.

Uno se iba al orinal y en una pared,
sobre un tapiz celeste con flores,
te leías un poema de Bertold Brecht
hablando de los comunistas;
lindo poema, aséptico.

Así es como se aprenden las cosas,
no desde la literatura del Boom,
se aprende con los calzoncillo abajo
………………………………………/frente a Brecht
y unas pastillas de Prozac bajo la lengua.

Dados Negros

Atado a la cama de un hospital
y golpeado por oficiales,
con un abuelo suicida en una horca de cuero,
una tía que murió bufando como el demonio
y otra que besaba pedazos de platina
creyendo que era oro y salvaría su suerte.

Este es Randall Roque, hijo de la desgracia,
quien no lo conocía que lo conozca,
vino marcado al mundo desde la sangre,
con un juego de dados negros
en números rojos.

Extraído de Contracultura, Randall Roque, 2017.