Cinco poemas | Don Mee Choi

Don Mee Choi (Seúl, Corea del Sur, 1962), es poeta, ensayista y traductora de poesía coreana al inglés. Ha publicado el cuaderno Petit Manifesto (2014) y los poemarios The Morning News Is Exciting (2010) y Hardly War (2016). Ha traducido a Kim Hyesoon, considerada la poeta viva más importante de Corea, y a Kim Yideum, entre otros autores. Vive en Seattle, donde es maestra de adultos. Estos poemas pertenecen a Hardly War, fueron escritos en inglés y se publican con la autorización de la autora y de Wave Books.


 

 

 

A Little Confession

I used to think that my father was a foreigner
I wanted to grow up to be a foreigner like my father
I eventually became a foreigner
I no longer pretend to write in English
Because English is a foreigner like me
But I still pretend to be a foreigner—O rubbish!
Because that is what I am in English
Now I pretend to be a flower
Scribble flower!
Because I am not Eternal
I scribble
Because I am not Ovary
I scribble
Because I am not Anther
I scribble
Because I am not Petal
I scribble
Because I am not Beauty
I scribble
I am a foreigner who writes in English
Because English is a foreigner like me
I write prescriptions for the injured and the sick
Scribble republic!
O rubbish!
Certainly not a daisy!
Clozapine

Una pequeña confesión

Solía pensar que mi padre era extranjero
Quería crecer para ser extranjera como mi padre
Finalmente me convertí en extranjera
Ya no me hago la que escribo en inglés
Porque el inglés es extranjero como yo
Pero me sigo haciendo la extranjera… ¡Qué tontería!
Porque eso soy en inglés
Ahora me hago flor
¡una Flor Garabateada!
Porque no soy Eterna
Garabateo
Porque no soy Ovario
Garabateo
Porque no soy Antera
Garabateo
Porque no soy Pétalo
Garabateo
Porque no soy Belleza
Garabateo
Soy una extranjera que escribe en inglés
porque el inglés es un extranjero como yo
Prescribo recetas para los heridos y los enfermos
¡República Garabato!
¡Qué tontería!
¡Sin duda no es una margarita!
Clozapina

Ugly = Nation

Once upon a time, there was Ugly=Nation. It still is, mind you. The most violently mountainous place on Earth is no longer. The mountains were reduced to hills as everything depends on bombers and perspective if you happen to be nothing at all. In other words, the mountains were mere hills from the perspective of Beauty=Nation, which is endlessly lofty and correct. And it just happens that correctness has a great deal to do with beauty in general. If I may add, correctness is unbeatable beauty, which is why it is revered amongst skin crisp like fried potato chips. And so strategically speaking, nothing really matters in regard to Ugly=Nation since its ugliness is so utterly unbearable that it might as well be scorched, stripped bare of pines and feathers, barren to its bones. Welcome to the meat grinder. Naturally, Ugly=Nation swam in a pool of DDT. A licey situation. A nation devoid of lice! Is that possible? Beauty=Nation is possible. Ugly=Nation eventually grew up to be somewhat beautiful, but that was only from the perspective of its own kind, a perspective devoid of respectable distance. Patted with DDT powder, those azalea-pink beaks, bloated bellies, and stubby toes. Those utterlings. And they aren’t just Orientals, they are Communists.

Fea = Nación

Había una vez Fea=Nación. Ojo que todavía es. El lugar más violentamente montañoso sobre la tierra ya no es. Las montañas fueron reducidas a colinas porque todo depende de los bombarderos y de la perspectiva, si resulta que usted es nada en absoluto. En otras palabras, las montañas eran meras colinas desde la perspectiva de Belleza=Nación, que es por siempre noble y correcta. Y resulta ser que la corrección tiene mucho que ver con la belleza en general. Si se me permite decir algo más, la corrección es belleza imbatible, por lo cual es reverenciada por encima de pieles crujientes como papas fritas. De modo que hablando de estrategia, nada importa en verdad con respecto a Fea=Nación dado que su fealdad es tan evidentemente insoportable que bien se la podría chamuscar, desnudar de pinos y plumas, yerma hasta el tuétano. Bienvenidos a la picadora de carne. Naturalmente, Fea=Nación nadaba en una piscina de DDT. Una situación piojosa. ¡Una nación sin piojos! ¿Es posible? Belleza=Nación es posible. Fea=Nación finalmente creció y se volvió de algún modo bella, pero eso fue sólo desde la perspectiva de los suyos, una perspectiva sin la respetable distancia. Palmaditas de DDT en polvo, esos picos de rosa azalea, esos vientres abultados y esos dedos regordetes de los pies. Esos parlengendros. Engendros parlantes que no sólo son orientales sino comunistas.

KateH.png

Un día los soldados descubrieron que el arroz era una de las substancias más tremendamente difíciles de destruir, así que allá fueron por una opción mayor y mejor para eliminar de una vez por todas los arrozales. Los soldados encontraron también hojas de la jungla. Caramba… las hojas anchas y angostas de hierba, de bambú y de banana obstaculizaban sus quehaceres cotidianos. Por favor, fumiguen con moderación. Después de todo, hay precedentes de fumigaciones. Antes lo hicieron los británicos durante la Emergencia Malaya, y lo hicieron con moderación. ¿Oyeron hablar de inmunidad soberana? Bien, es también una opción mayor y mejor que mata de una vez por todas cualquier selva pestífera y cualquier pleito, incluso ranas y fetos, por generaciones, lo que es lo mismo que decir que es completamente legal. No hace falta decir que esta espléndida opción es también una cosa tremendamente difícil de destruir, así que allá fueron –los soldados, quiero decir–, a fumigar con moderación por todo el mundo, por las fronteras, por los campos de golf, y por las zonas desmilitarizadas. ¡Por favor! Los desafío a fumigar mis ojos de botones, mi nariz de botón, fumiguen mi adorable hocico, fumiguen mis orejas peludas, ¿y qué obtendrán con eso? ¡Mi deformidad! Mi doble torso está en un frasco. Querido oso, sólo tú puedes impedir mi deformidad.

Nota: “Los soldados descubrieron que el arroz es…” está tomado del Tribunal Internacional de Crímenes de Guerra de 1967, citado por Gerard Greenfield en su artículo “Agent Blue and the Business of Killing Rice” (2004). Las fuerzas armadas estadounidenses se apropiaron del póster de Smokey Bear sobre incendios de bosques durante la Operación Ranch Hand (1962-1971). Casi 76 millones de litros de herbicidas fueron esparcidos sobre Vietnam y algunas partes de Laos y Camboya.

I, Lack-A-Daisy

I, Lack-a-daisy, born two miles from here. Here is DMZ. In fact, I, Lack-a-daisy, born two miles from every place you’ve been. How orange—yes, ma’am. I, Lack-a-daisy, born two miles from every place you’ve been, which is known as the human core, which translates to born two miles from every flowering belly button. Here is DMZ. Mark-a-daisy. Every belly is a suspect. I, Lack-a-daisy, born two miles from every place, every suspect, every petal kicked open, am deeply moved by world memories. There is no choice in the matter. What are world memories? It turns out that they are war memories. And what are war memories? They are orphan memories. Orphan memories are like the fetuses thrown out in bottles. Fishy smelling blood clots. I, Lack-a-daisy, never saw the fetus-filled bottles with my own eyes, but when you are a little girl, what you hear is as good as seeing with your very own eyes. Here is DMZ. We talk about blood at great length. Fetuses captivate our imagination, particularly orphan fetuses. After all, I, myself, was nearly an orphan fetus. Luckily, I happily survived. I, Lack-a-daisy, thank orphan memories. I’m bloody fetal. I’m purely petal. I’m hardly war. Now, ask me a difficult question. How orange—yes, ma’am. He’s my son.

Yo, Sin-Margarita

Yo, Sin-Margarita, nacida a dos millas de aquí. Aquí es zona desmilitarizada. De hecho, yo, Sin-Margarita, nacida a dos millas de dondequiera que usted haya estado. Qué anaranjado… sí, señora. Yo, Sin-Margarita, nacida a dos millas de dondequiera que usted haya estado, conocido como el meollo de lo humano, que se traduce a nacida a dos millas de cualquier ombligo florido. Aquí es zona desmilitarizada. Marco-Margarita. Cualquier vientre es sospechoso. Yo, Sin-Margarita, nacida a dos millas de cualquier lugar, cualquier sospechoso, cualquier pétalo abierto, estoy muy conmovida por los recuerdos del mundo. No hay elección en este asunto. ¿Qué son los recuerdos del mundo? Resulta que son recuerdos de guerra. ¿Y qué son recuerdos de guerra? Son recuerdos huérfanos. Los recuerdos huérfanos son como fetos arrojados en botellas. Coágulos con olor a pescado. Yo, Sin-Margarita, nunca vi las botellas con fetos con mis propios ojos, pero cuando eres una niña pequeña, lo que oyes es lo mismo que si lo vieras con tus mismísimos ojos. Aquí es zona desmilitarizada. Hablamos mucho de sangre. Los fetos cautivan nuestra imaginación, en particular los fetos huérfanos. Después de todo, yo misma fui casi un feto huérfano. Por suerte, sobreviví. Yo, Sin-Margarita, agradezco los recuerdos huérfanos. Soy muy fetal. Soy puro pétalo. Soy apenas guerra. Ahora, hágame una pregunta difícil. Qué anaranjado… sí, señora. Es mi hijo.


 

TRADUCCIÓN DE FLORENCIA FERRE |COLABORACIÓN ENVIADA POR KATHERINE M. HEDEEN | BUENOS AIRES POETRY, 2018.