3 poemas inéditos | María Ruíz

Caracas, Venezuela, 1986. Poeta y cineasta. Licenciada en artes, mención cinematografía por la Universidad Central de Venezuela. Realizó una maestría en escritura para televisión y cine en la Universidad de Barcelona, España, becada por el CNAC. Guionista, productora y directora del cortometraje de ficción La Pecera (2008). Su cortometraje Des(pecho)trucción, se hizo acreedor del Best Experimental Short Film Award en el 21th San Diego Latino Film Festival y del Premio Municipal de Cine David Suárez en la mención Mejor cortometraje de ficción, 2014. Su libro Putas metamórficas (2012) Ganó la XVIII Bienal de Literatura José Antonio Ramos Sucre.

y tiene muerte La Casa
y tiene mala agua en su memoria

María Auxiliadora Álvarez

Tengo la casa por dentro
Cazar implica levantarse en armas
contra la vulnerabilidad de la presa
Reclamarle con una bala caliente
su temor
su suerte

Tengo la caza por dentro
Casar implica juntar en una ceremonia
lo que por voluntad de dios ha sido creado
separado
Casar implica ir en contra de lo divino
poner argollas de metal
para contener en vano
la voluntad
el ímpetu

Cazar implica estar en paz
con el olor a pólvora
y la esclavitud de los perros
Casar implica levantar
un círculo de alambre de púas
alrededor de un hueco

Tengo el lugar y el hábito por dentro
Cazo la casa Caso la caza
con mi cuerpo

Este es el primero de los orgasmos que tendré
sin ninguna relación con tu cuerpo

Para lograrlo coloqué dos almohadas entre mis piernas
pensé en el sexo oral del tipo con el salí en enero
pensé en el cuerpo de ella sobre el mío con mi mano entrando y saliendo
(ya te lo voy a dar perra, ya te lo voy a dar)
pensé en el tipo con el que salí el año pasado
(amigo tuyo)
que decía obscenidades que me desconcentraban
pero que tenía un gran güevo, de esos ideales para tener fantasías
y orgasmos sola
(además, me hacía reír)

Me cansé
me rendí y pensé en el presunto amor que te tengo
pensé que ibas a llegar borracho a abrir la puerta, a hacerme algún chiste
(no subiste, no dijiste, no hiciste)
Sólo se escuchó el chirrido de la puerta
que se cerraba desde adentro

Volví a moverme
los imaginé a todos otra vez
y luego pensé

Este orgasmo es sólo mío,
este orgasmo es sólo mío

Las almohadas son más suaves que

Si tuviera que escoger un lugar
escogería el de los perros

Los perros van detrás de la presa
y delante del amo

Los perros no deciden
no están comprometidos
más que con el instinto
y con la servidumbre

Los perros no piensan
qué se van a poner en la mañana
si la ropa será adecuada para el clima
si hay que usar botas de lluvia
o si hay que llevar abrigo

Los perros no necesitan
conocer a su presa
tener datos biográficos
una foto carnet
para reconocerla

Les basta con el olor

Me basta con el olor

Sólo necesito un amo
un hombre débil con una escopeta
que me siga


Colaboración enviada por Víctor Manuel Pintos (Venezuela) | Buenos Aires Poetry, 2019.