Semillas | María Calle Bajo | Colección Pippa Passes

María Calle Bajo (Plasencia, España) es una poeta y profesora española. En su función educativa, ha formado parte del área I+D+i de Cursos Internacionales de la Universidad de Salamanca y actualmente se encuentra enfocada en la enseñanza del español como lengua extranjera y se proyecta hacia la investigación en el ámbito de la ciencia literaria. Entre sus múltiples estudios se cuentan los de Magisterio en Educación Infantil (2007), Universidad de Salamanca, Grado en Maestro de Primaria Mención Lengua Extranjera (2014), Maestro de Primaria Mención Lenguaje Musical (2015) y Máster Internacional para Profesores en Lengua y Cultura Españolas (2017), cursados en la Pontificia Universidad de Salamanca. Actualmente está cursando Filología Hispánica en la USAL. Poemas suyos han sido publicados en Revistas como Letralia, Tierra de Letras (Venezuela) y Taller Igitur (México). En junio de 2020 obtuvo el segundo lugar en el IV Certamen de Poesía Social “Mujer, voz y lucha” con el poema Búsqueda, organizado por la CGT de Castilla y León, España. Semillas es su primer libro publicado.

_

_

Semillas (Buenos Aires Poetry), de María Calle Bajo (Plasencia), contiene en su poética un estilo. Siempre es difícil adquirir esa voz personal en la primera publicación, incluso parece normal pensar en la identidad lírica como algo posible de alcanzar a través del tiempo, la maduración y la aparición de las próximas obras, pero en este caso, eso ya es realizable en este primer poemario, su simiente, el inicio de una poeta que promete un extraordinario futuro. Aunque es su primera publicación no implica ser lo primero que ha escrito, al contrario, tiene muchos y distintos materiales que anteceden esta primera obra. El estilo consiste en la agudeza para aplicar los elementos composicionales en el lenguaje literario y la hechura de otros conocimientos no necesariamente literarios puestos en la forma y estructura del poema. Este libro es propositivo, porque existe a lo largo de su lectura una alternativa de un programa poemático, por supuesto, inicial. La autora construye su obra a partir de la tradición grecolatina e hispánica y, además, prevalece una clave intelectiva: la teoría y crítica literarias como construcción poética. Estudiosa de una obra que se ha vuelto elemental para su formación, la Crítica de la razón literaria, de Jesús G. Maestro, escribe a partir de la importancia gnoseológica de la Literatura.

Varios de los poemas de esta edición son una suerte de apotegmas, sentencias y aforismos, y esto, inmediatamente, se vincula a una de las tradiciones de la poesía griega, a saber, la poesía gnómica, cuya característica central es la sentencia y juicios, en este caso, esencialmente, sobre la poesía y la actitud moral. Esta expresión del poema gnómico se desplaza a la reflexión misma de la poesía, a su origen como construcción literaria y, lo más importante, como crítica a la poesía. Por estas razones, Semillas es metapoético. Está presente, de forma persistente, la teoría y crítica literarias operando de manera racional y creativa. Estamos ante una poesía-teórica o poesía-crítica que, al mismo tiempo, da un señalamiento a un momento fosilizado de la poesía cuyas características, en su mayoría, están caducas. Ejemplo de ello es el poema “NECEDAD”, específicamente el siguiente verso: Obsolescencia en arcas modernas. Para la autora existe un tipo de poesía que ha caducado y, por ende, ha cumplido con su vigencia temporal y espacial, llamándola en otro verso Subjetiva improvisación, inconsciente. Esta contraposición es dialéctica y, como en toda dialéctica, la relación y confrontación de ideas supone la negación de algo para ofrecer frente a la negativa algo más; es decir, la crítica a un modo poético definido en otro verso como La necedad poética persuade. En esto radica el estilo gnómico de este conjunto de poemas. Algunos de ellos, el talante obedece a estas ideas recién mencionadas, por ejemplo: “INGRAVIDEZ”, “DIALÉCTICA”, “LOGOS” y “¿SORTILEGIO CIENTÍFICO?”.

En contraste, el lector podrá encontrarse con otros poemas de carácter lírico y dramático, tal es el caso de “PARLAMENTO DE PAOLO A FRANCESCA”, el cual, al lado de “PLEBERIO”, sugieren una construcción intertextual. Ciertamente, todo acto de crítica literaria supone una dialéctica y, en definitiva, una relación de obras, pero en estos dos casos dicha correspondencia es analógica, pues resignifica e interpreta pasajes específicos de dos obras literarias, respectivamente, La Divina commedia y La Celestina.  Algo semejante es manifiesto cuando del uso del mito se trata; pienso en el poema “PIEZAS” donde el tiempo se presenta inadvertido, a trozos e inasible frente a la realidad. La mitología igualmente opera en distintos momentos como materiales literarios que son transducidos por la poeta.

El lector está frente a Semillas, desarrollado por 28 poemas, la mayoría de ellos con el título formado por una sola palabra, que sugiere también el interés por el apotegma. Algunos de los títulos revelan, de modo crítico y empático, respectivamente, aspectos de un momento irracional y racional del poema moderno. Y ello es así a causa de la calidad y jerarquía de la tradición lírica de nuestra lengua, escribir desde el español es para María Calle Bajo crucial frente a los sistemas de ideas construidos por esa poesía que ella niega, confronta y critica. En este caso el lector debe poner atención en el  poema “¿SORTILEGIO CIENTÍFICO?” que valida tal afirmación.

Finalmente, puede hablarse de la relevancia de otros modos de la retórica empleada en este libro, igualmente visibles. Me refiero a la aliteración, el enigma, la metonimia como recurso sustancial de la composición del verso, el ritmo, el uso de mayúsculas en diferentes versos en distintos poemas, las sentencias y declaratorias aisladas que cierran una idea o finalizan algún poema, la experimentación en la textualidad. Todos estos recursos completan y enriquecen la constitución de la literariedad y estilo de Semillas, que cabe mencionar es de difícil lectura. El lector e intérprete no está ante una obra accesible y comprensible en su primera lectura, pues exige mucho conocimiento, es un verdadero reto la obra prima de María Calle Bajo.

Fernando Salazar Torres,

Ciudad de México, 8 de julio 2020.

“Todos los días menos hoy”

Con tintineo de fondo y pisadas acorazadas,
tenue luz de farola.
El cielo ya no es testigo de nada.
Los bancos quedaron mudos,
las palabras deshilachan el tiempo.
Lejos de conversaciones, se ametralla la basura.
Cerca de palos selfis, se abrazan, famélicos.
Sonrisas esquivas que nutren estampan florales.
Fotos mortales, fotos de mentira, mentiras de realidades.
Despojos en grupos, despojos triviales.
La sociedad nos acoge, entre elogios testimoniales,
sin surtir el efecto, sólo desgaste.
Militancia de lenguas viperinas.
Carcasas. Política. Enmiendas.
Chasquidos, pieles artificiales,
bohemia de luto, lastres.
Ya todos quieren ser inmortales.

PROSTÍBULO

A pocos metros se prostituye el tiempo,
un atajo orgásmico provoca;
este viento que atrae tu celo,
Pubis que arrojan gotas.

A escasos pasos se masturba el cielo,
cuello que provoca espasmos,
flagela la lengua.
Húmedo el fuego.
Goteo.

En parcos culos se azotan,
lamidas incandescentes.
No gimen los pechos,
Penetran.
En grotescos muslos resbala,
el péndulo quieto,
Residuo.

Boca a boca,
espasmos.
Pasadizo inquieto.


Extraído de MARÍA CALLE BAJO, Semillas, Buenos Aires Poetry, 2020.
60p.; 20×13 cm | ISBN 9789874197849| Poesía española._

_

semillas_01-13