6 poemas inéditos | Milagro Meleán

Milagro Meleán. Venezuela, 1994. Actualmente vive en el estado Zulia. Estudió Letras Hispánicas en la Universidad del Zulia. En la Revista La Náusea (España) hay una selección de su poesía en la Antología Doce poetas femeninas del siglo XXI. En la Revista Poesía de la Universidad de Carabobo se ha publicado parte de sus poemas inéditos, igualmente en la Revista AWEN (III número y en ebook Horas de Extravío). Ha sido finalista en el concurso Rafael Cadenas y Hugo Fernández Oviol. Participó en el proyecto audiovisual La Casa Andrógina, que a su vez está vinculada con la Editorial Digital Independiente que lleva el mismo nombre.

A Le Baron Blanc

mi verdad a tiendas del soslayo. acumulo fuego
y le doy una bofetada. me teme, soy gota.

sopor tendido en arrugas de cristal. mi nombre
empolvado sostiene la túnica

soy culpable señor verdugo

blasfemé, mentí, maté, odié, escupí, dirigí
ofrendas al mal, sonreí ante la injusticia a mis
iguales, declaré la guerra, la gané, vendí mi
alma, comí niños, quemé una iglesia, profané
un cementerio, copulé con mi hermana, dirigí
una masacre, promoví orgías, derrumbé
familias, destruí sueños, vendí drogas,
santifiqué hogueras, seduje sacerdotes, burlé al
poema;

no me arrepiento, señor verdugo.

mi verdad no puede leerse

en esta declaración

toca el cuerpo que me vence, fluido que soy
marea, onda esclavizada en tu centro y los
labios que son de fuera quedan dentro como
línea testaruda de rompecabezas.

un vértigo, padre, sé mi padre y mi hermano,
entra en el tiempo que soslayo y cruza hasta el
oscuro de mi centro.

el movimiento de la cópula se prolonga. un
hallazgo en mis sienes o en la garganta,
escuchamos tenuemente (si es que el otro gime)
un rencor parecido a un destello.

bofetada, roce, golpe, roce, golpe, bofetada,
estrangulamiento, estrangulamiento, bofetada,
escupitajo.

sonrisa, mordedura, roce, golpe, mordedura, golpe,
beso.

detenidos un instante frenamos inundaciones.
conocemos el cauce

olvidado queda.

vendo mi cuerpo en la madrugada. azul
temeroso dentro del ojo. odio con los dientes y
un tumulto de cerdos sobre el poniente de la
perla.

qué canción misteriosa despierta la ceguera. el
paso entre titanes que desconocieron la alcoba
y por qué no, estallido y me dices que me vaya,
es todo, nadie me dice a dónde ir. me voy, hay
cucarachas en las paredes.

¿cuál es tu máscara? ¿a quién defiende tu ego? ¿a
quién humilla tu ego? ¿a quién le teme tu
precioso ego?

¿escupiste tu rostro?

……………………………………arrójate a las ratas
luego, ven
estoy a tu lado, como siempre desde que
naciste; conozco tu miedo, no te detengas,
muere, vive. límpiate la cara.

me despido, un telón que cae se prolonga.
digan mis palabras y serán merecidas, digan lo
que digo y verán que no hay nada.

intenten mi forma, el estallido de una crisálida,
o aquel retroceso en la memoria. intenten la
palabra que sórdida derriba el fuego

escupan el rostro

no teman, matar es de humanos

aniquilen, corten, borren, quemen. pero no
mientan,

mentir es un pecado.

Colaboración enviada por Víctor Manuel Pinto | Poesía Venezuela | Buenos Aires Poetry, 2021.