Williams Carlos Williams y el ‘pie variable’ | Allen Ginsberg

La clave de la poesía moderna es el metro, que debe reflejar el fluir de la vida moderna. Pues el hombre y el poeta deben llevar el paso de su mundo”. Buscaba un pie variable, de acuerdo con Einstein, por así decirlo, un metro relativo, un metro variable. “Metro relativo” es otra expresión que utilizaba. Williams también investigaba la naturaleza de su propia habla y la de su propia mente, exactamente como Kerouac.


William Carlos Williams había estado siempre allí, en Paterson, Nueva Jersey. En la época en que lo conocí estaba escribiendo (su largo poema) Paterson. Yo le había escrito un par de cartas a fines de los cuarenta. Williams quería crear un nuevo metro. Como dice su editor John C. Thirwall: “No encontró este metro hasta Paterson, momento en que conjugó un ‘pie variable’ que daba lugar a versos sueltos, como decía él mismo en español. Corría el peligro de que la estrofa triádica, incluso con el ‘pie variable’, pudiera hacerse tan monótona como el verso libre”. Williams estaba organizando los versos en escalones triádicos que bajaban por la página. Era un metro que Williams rescató en primer lugar con variaciones rítmicas, del mismo modo que el verso blanco de Shakespeare y Milton fue recuperado gracias a las variaciones rítmicas del pentámetro yámbico. “El yambo no es la medida normal del habla estadounidense”, me dijo Williams en 1953. “El pie ha de ampliarse o contraerse según el habla real. La clave de la poesía moderna es el metro, que debe reflejar el fluir de la vida moderna. Pues el hombre y el poeta deben llevar el paso de su mundo”. Buscaba un pie variable, de acuerdo con Einstein, por así decirlo, un metro relativo, un metro variable. “Metro relativo” es otra expresión que utilizaba. Williams también investigaba la naturaleza de su propia habla y la de su propia mente, exactamente como Kerouac.

Conocí a Williams en 1948 y no entendí lo que hacía hasta que lo oí recitar en el Museo de Arte Moderno. Le escribí un par de cartas y le gustaron. Fue como si la voz de Paterson le respondiera desde las calles. Él había escrito una epopeya impresionante titulada Paterson y de pronto le respondía a un crío de Paterson que escribía versitos. Williams recibió la carta y me respondió diciendo: “Voy a incluirla en mi libro, ¿le importa?” Yo dije: “Jope, voy a ser inmortal”, porque pensaba que él era inmortal.



Paterson.
Williams, William Carlos
Editorial: New Directions 1946-1958, New York, 1946




Extraído de Allen GINSBERG, Las mejores mentes de mi generación. Historia literaria de la Generación Beat. Traducción de Antonio-Prometeo Moya, Editorial Anagrama, Barcelona, 2021, pp. 407-408 | Buenos Aires Poetry 2022


Colección ABRACADABRA PaperbackColección de Poesía y Traducción de autores clásicos y modernos, como Arthur Rimbaud, Ezra Pound, Mina Loy, Guido Cavalcanti, Dan Fante y de Antologías como “Thirties Poets” (Auden, MacNeice, Spender y Day-Lewis) y Poesía Beat, entre otros.

ESTADOS UNIDOS

ESPAÑA

INGLATERRA

FRANCIA

ITALIA

ALEMANIA

JAPÓN

CANADÁ