Paul Verlaine, Ernest Delahaye y Germain Nouveau se escriben las peripecias del “Hombre de las Suelas de Viento”

verlaine

Yo haber recibido por derroteros insospechados una carta de Nouveau, quien, al parecer, está en Londres. Da noticias de Ése, en Milán, ¡¿¡¡¿esperando dinero para España?!!?! [P.V a E.D. 7 de mayo de 1875] ¡Parece ser que Rimbaud está en Marsella! Pero no tengo ninguna dirección ni noticia suya: ¡quiere enrolarse con los carlistas! [G. N a Jean Richepin, 27 de julio de 1875] Rimbe está ahora en Marsella; al parecer, ha dado la vuelta a Liguria a pie. Por lo visto, tras correr unas aventuras requetepasmosas, consiguió que un cónsul lo repatriara por vía administrativa. ¡En cualquier caso, dice que piensa ir a alistarse en las filas carlistas! Por aquello de aprender español; y sigue intentando dar sablazos a los pocos amigos que le quedan. [E.D a P.V., 1875] Sigo sin noticias del senegalés. [E.D. a P.V., 1876] Te traigo una importantísima noticias: ¡Ha vuelto!… De un viajecito de nada. Aquí van las etapas: Bruselas, Rótterdam, Den Helder, Southampton, Gilbraltar, Nápoles, Suez, Adén, Sumatra, Java (estancia de dos meses), El Cabo, Helena, Ascensión, las Azores, Queenstown, Cork (Irlanda), Liverpool, El Havre, París, y por ùltimo, como siempre, Charlestown. [E.D a Ernest Millot, 28 de enero de 1877] Te comunico que últimamente se señaló su presencia en Estocolmo y, luego, en Copenhague. Desde entonces, nada se sabe de él. Los geógrafos más fidedignos suponen que puede hallarse en las inmediaciones del paralelo 79 [E.D a Millot, agosto de 1977] El hombre de las suelas de viento se ha esfumado definitivamente. Nada de nada. [E.D. a P.V., finales de julio de 1878] Es cierto que han visto a Rimbe en París. Un amigo mío se lo encontró en el Barrio Latino allá por pascua. [E.D. a P.V., 26 de junio de 1881] Nothing de Rimbe. [E.D. a P.V., 26 de junio de 1881] En lo tocante a tu información referida al “Monstruo” hipotéticamente rocoso, le he escrito a la casa de su madre. La señora Rimbe ha abierto la epistola y me ha respondido con otra tal cual, muy amable, en la que me informa que “el pobre A.” anda ahora por Arabia, en Harat o Harar, no he entendido bien el nombre del sitio. [E.D. a P.V., 31 de diciembre de 1881]