Después de África, de Mark Ford

Después de África, Surbiton:
Una casa sin calefacción, y pavimentos de losa;
No hay monos colobos, no hay guepardos recorriendo las llanuras.
Verrugas y ampollas infectadas arrasaron nuestros pies.

Una casa sin calefacción, y pavimentos de losa,
Y la nieve cayendo a través de los halos de las lámparas de la calle;
Verrugas y ampollas infectadas arrasaron nuestros pies;
Pero las virutas hechas por nuestro carpintero, Chippy, eran tan suaves como las flores bougainvillea

O la nieve cayendo a través de los halos de las lámparas de la calle.
Todo el mundo estaba pálido, pálido o gris, como el pálido o gris
Pero las virutas hechas por nuestro carpintero, Chippy, eran tan suaves como las flores de bougainvillea…
Rojo, polvo Africano derramado desde las ruedas de nuestros camiones y autos de juguete.

Todo el mundo estaba pálido, pálido o gris, como el pálido o gris
Como una alfombra descolorida en la que el
Rojo, polvo Africano derramado desde las ruedas de nuestros camiones y autos de juguete.
El tráfico real afuera rugía.

Una alfombra descolorida en la que
Todo parecía después de África, Surbiton
El tráfico real afuera rugía —
No hay monos colobos, no hay guepardos recorriendo las llanuras.

———-

∇ Extraído de Selected Poems by Mark Ford, cortesía de Coffee House Press. Traducción de © Juan Arabia, 2014.

images (5)