Marigolds, de Philip Whalen

Philip Whalen (Octubre 1923, Oregon – Junio 2002, San Francisco) no sólo es mítico por su poesía, sino por ser uno de los beats que bajo nombres como Warren Gouhlin y Ben Fagan, aparece en novelas como Los vagabundos del Dharma. Compañero de versos y universos de los otros grandes de la Beat Generation (Welch, Snyder y Ginsberg). És él quien los introduce en el pensamiento y la poesía orientales, y tanto es así que termina haciéndose monje budista. «Philip fue siempre el más puro, el más elevado, el más seco y extrañamente cósmico de los poetas del dharma que hemos conocido», escribió Gary Snyder.

CALÉNDULAS

Naranja (de madera)
Conciso.
Tras de ellas, la puerta del garaje
Rosa
(Pintura que se vende con un nombre fatuo:
“Rosa antiguo”
que trae una guerra a la mente)

Y la mente se escurre sobre la verja otra vez
Naranja sobre rosa y verde
Incontenible!

De vuelta por su propia voluntad
No puede explicar nada
No da cuenta

Qué bondad? Qué valor?

Muere!

Tienes menos de un segundo
Para vivir
Intenta explicar:
Digamos esa luz
en determinada longitud de onda
o haces oscilando a cierta velocidad
Produce la experiencia
Naranja sobre rosa

Mejor que un solomillo?
Un grabado de Korin?

Este efecto, tomado en lo interior
El efecto
de la belleza
en la mente

No hay equivalente, menos aún
Esos objetos
Que deben manifestar
Una desorientación de superficie, marcas
O estrías
Que admitan alguna interpretación plausible

Pero el coste
No se puede expresar en cifras
a medio camino entre
una llamada al vagabundeo
y la última legra eléctrica para cerebros
Comer lo que el rico se ve forzado a dar
O el pobre comparte de buena gana
Privándose ellos mismos

Más caro que el ámbar gris
Aunque la peste
no es tan fuerte. (Unos pocos
Sabios han dicho,
“Hecho del mismo modo…
Vomitado por ballenas enfermas.”)
Valioso por las mismas cualidades
Resistencia y penetración
Yo he malgastado lamentablemente cada céntimo.

Seattle I7-18:v:55

∇ Philip Whalen  en Cualquier día (Selección de poemas) (Varasek Ediciones, Madrid, 2015, selec. y trad. de Andrés Fisher, Benito del Pliego y Marcos Canteli).