He dado una justa advertencia, de Philip Lamantia

.

Philip Lamantia (1925-2005), hijo de inmigrantes sicilianos, nació en San Franciso. Tras abandonar sus estudios secundarios, se trasladó a Nueva York donde conoció a André Breton y Max Ernst, y publicó algunos volúmenes de poesía: Erotic Poems (1946), Narcotica (1959), Ekstasis (1959), Destroyed Works (1962), Becoming Visible (1981), Meadowlark West (1986).

De regreso a San Francisco hacia 1940, estudió en la Universidad de California, Berkeley; y viajó a Francia, México, África y España.

Lamantia fue uno de los primeros de explorar el uso del peyote con los nativos americanos en Nevada, y su poesía (de formación/reproducción surrealista) influenció a Allen Ginsberg y a otros poetas de la generación beat. El mismo Lawrence Ferlinghetti escribió sobre Lamantia, “Philip era un visionario como Blake, y realmente él vio a todo el mundo dentro de un grano de arena”.

J. A.

 

He dado una justa advertencia
 .
He dado una justa advertencia
Chicago Nueva York Los Ángeles han caído
He ido a Swan City con el fantasma de Maldoror que todavía deambula
El Sur es muy civilizado
He comido cola de rinoceronte
Esta es la última noche entre los cocodrilos
Albion abre su puño en un palmeral
Observaré joyas moteadas crecer en la parte posterior de los barcos de guerra
La exultación cabalga por
una amapola del tamaño del sol en mi cráneo
He dado una justa advertencia
En el momento de las nubes y de los cadáveres aquí puedo hacer el amor como
en cualquier sitio
I have given fair warning 
 .
I have given fair warning 
Chicago New York Los Angeles have gone down
I have gone to Swan City with the ghost of Maldoror may still roam
The South is very civilized
I have eaten rhinoceros tail
It is the last night among crocodiles
Albion opens his fist in a palm grove
I shall watch 
speckled jewel grow on the back of warspilt horses
Exultation rides by
A poppy the size of the sun in my skull
I have given fair warning
at the time of corpses and clouds I can make love here as
anywhere
spilt
∇ Extraído de The Portable Beat Reader (Edited by Ann Charters), Penguin Books. Traducción de ©Juan Arabia, 2016.