Una temporada en Oxford Street ― de Juan Arabia

Una temporada en Oxford Street

Ce brouillard de Paris est fade,
On dirait même qu’il est clair
Au prix de cette promenade
Que l’on appelle Leicester Square…
Paul Verlaine, Fog!.

Atravesé un corazón despierto como pocos.
Era un corazón sin fondo, sin piel,
y de un sonido inquietante…

Vive de la sangre de otros continentes,
Sweet Thames, run softly
y bajo el Támesis ― donde las hojas de Eliot
reposan sobre la húmeda orilla,
donde las ramas caídas y el bronce
llevan el color de la lluvia ―
fueron sepultadas las voces
que hoy se alzan en su contra.

Partieron las ninfas,
los halcones de King Cross…
Desde la rutina de Oxford Street,
hasta los caminos abiertos…

Aguas hinchadas y mareas alternas,
debajo del Puente
donde las multitudes vagan:
“¡Shakespeare!”, “¡Coleridge!”, “¡Chatterton!”,
(Y en su interior: ¡Verlaine…!
¡La espesa niebla de Leiceser Square!).

15007935_10157886192540372_148311201_o-1