Llegará una suave Lluvia – de Sara Teasdale

Sara Teasdale (San Luis, Mussouri, 1884 – Nueva York, 1933) fue una poeta norteamericana. En 1911 publicó su antología más conocida: Helena de Troya y otros poemas (Helen of Troy and Other Poems). Por aquella época comenzó a estar rodeada de numerosos poetas, entre ellos Vachel Lindsay y Ernst Filsinger, su futuro marido. Luego llegarían otras antologías muy premiadas, como Ríos hacia el mar (Rivers to the Sea, 1915), Canciones de amor (Love Songs, 1917), mismo que recibió el Pulitzer Prize (en aquel momento reconocido con otro nombre).
A pesar del éxito rotundo de su carrera como poeta, Sara Teasdale era una mujer triste y depresiva. Decidió separarse de su marido y se mudó a pocas cuadras de la casa de del poeta Vachel Lindsay.
El 29 de enero de 1933 Sara Teasdale se suicidó mediante una sobredosis de somníferos. Algunos críticos sostienen que su muerte ya estaba anunciada en su poema “I Shall Not Care”, 18 años antes de su suicidio. Su amigo Vachel Lindsay había hecho lo mismo dos años antes.

There will come soft Rain

There will come soft rain and the smell of the ground,
And swallows circling with their shimmering sound;

And frogs in the pools singing at night,
And wild plum trees in tremulous white;

Robins will wear their feathery fire,
Whistling their whims on a low fence-wire;

And not one will know of the war, not one
Will care at last when it is done.

Not one would mind, neither bird nor tree,
If mankind perished utterly;

And Spring herself, when she woke at dawn
Would scarcely know that we were gone.

Llegará una suave Lluvia

Llegará una suave lluvia y el olor de la tierra,
y golondrinas dando vueltas con sus relucientes sonidos;

y ranas en los estanques cantando por la noche,
y ciruelos silvestres de trémulo blanco.

Los petirrojos vestirán su emplumado fuego
silbando sus caprichos sobre una pequeña alambrada;

y nadie sabrá de la guerra,
nadie se preocupará al fin cuando haya concluido.

A nadie le importaría, ni a un pájaro ni a un árbol,
si la humanidad pereció completamente;

y la Primavera misma, cuando despierte al amanecer,
apenas se daría cuenta que nos hemos ido.

∇ Sara TEASDALE – “There will come soft Rain”. Traducción de ©Juan Carlos Villavicencio.