Inmutable marina – de Carl Rakosi

Miembro del grupo de los Objetivistas que Buenos Aires Poetry ha venido publicando en las últimas semanas, Carl Rakosi (1903-2004) fue su último sobreviviente. Nacido en Berlín, vivió de niño también en Hungría antes de que su familia se trasladase a Estados Unidos en 1910. A pesar de las dificultades financieras de sus padres, pudo ir a la universidad, comenzó a escribir poesía y a fines de la década de 1920 se carteaba con Ezra Pound, entre otros.
Rakosi participó en la legendaria edición especial de la revista Poetry de febrero de 1931 dedicada al Objetivismo, y que incluyó a Louis Zukofsky, George Oppen, Charles Reznikoff y otros. Como muchos de estos poetas, abandonó luego la escritura y, en su caso, se dedicó al trabajo social, cambiando incluso su nombre por el más anglosajón Callman Rawley, con la esperanza de conseguir un mejor empleo.
A fines de 1960 volvió a la poesía con la publicación de Amulet (1967) y en 1986 la National Poetry Foundation editó sus Collected Poems.
El poema que presentamos aquí fue publicado en la edición de Poetry que mencionamos anteriormente y es considerado un clásico objetivista con sus imágenes claras, su sinceridad, escritura detallada y visión de las cosas tal como existen.

Inmutable marina

Esto está en el viento:
que un viejo marinero
……………………………camine sobre los tablones de nuevo
mientras su debilucho casco separa
………………………………….de modo inaudible a las oleadas de sal.
¡Qué, eh! El lleva las velas tendidas
y el canto de los zampadores de grog
……………………………………….de manera importante.
Pero no hay puerto
y el viento se distrae
………………………….de su sencilla popa
como la mente.
Continuamente el impreciso llano
…………………………………………….emerge
en la forma de un barco,
su nariz acelerando en el océano-elipsis,
alejando a los sábalos y cantineras
……………………………………………..del camino que forma.
Y el viento
y la mente la alimentan
……………………………..y no hay realmente
escalón en la pasarela,
nada excepto los sedimentos de sal
…………………………………de lo abierto.

Unswerving Marine

This is in the wind:
that an old seaman
……………………………paces the planks again
as his weedy hull parts
………………………………….the saltseries inaudibly.
What ho! She carries full sails
And the chant of the grog-quaffers
……………………………………….in an important manner.
But there is no port
and the wind is distracted
…………………………….from her simple stern
like the mind.
Continuously the undefined plane
…………………………………………….emerges
in the form of a ship,
her nose speeding in the brine-ellipsis,
routing the shads and alewives
……………………………………………..from her shaping way.
And the wind
and the mind sustain her
……………………………..and there is really
no step upon the gangway,
nothing but the saltdeposits
…………………………………of the open.

Extraído de Carl Rakosi, Poetry Magazine, February 1931, Chicago.
Traducción de Mariano Rolando Andrade para Buenos Aires Poetry, 2017.