Encuentra el museo viviente – Lew Welch

Lew WELCH (Phoenix, Arizona – 1926) abandonó los estudios de la Universidad de Chicago, y se mudó a San Francisco en 1959, manejando un taxi. En esa ciudad conoció a Jack Kerouac, con el que viajó a New York y escribió poemas, hasta regresar más tarde a California.
Kerouac describe estas experiencias en la novela Big Sur, en la que Welch recibió felizmente el apodo de “wine drunk”.

 

 


Encuentra el museo viviente

A Kirby Doyle,
recordando su casa en
Larkspur

Finalmente no hay espacio para todo. Obras
maestras vueltas contra la pared y el sendero que conduce
hasta ella plagado de escultura. Las setas crecen en un
Teatro para Artaud.
Y no puedes bajar la mano, incluso
accidentalmente, sin regresar con un tesoro en ella –
alguna escama desprendida del Planeta, o una pequeña
caja espeluznante.
Cuando abres la puerta, está adornada con cuentas
de vidrio y plumas, blanca.
Vino! Qué bonito! Estamos casi sin vino!
Ha dicho alguien alguna vez, en voz alta, que nuestra
tarea es darnos? Que de cuando en cuando tenemos
que descansar de ese trabajo? Que este es el lugar de
descanso?
El Hombre de la Montaña regresa. El soldado
regresa. El tímido habitante de las alcobas regresa. El
marido regresa. La niña asustada. El niño que no puede
decir, por el momento, cuánta razón tiene.
Abrazándose. Todo el mundo abrazándose.
Donde nos mostramos lo que hicimos en soledad.
Donde nos decimos todo lo que sabemos.
Donde recobramos el aliento y lloramos.

Nos sentamos en nuestros regazos y nos miramos a los
ojos, donde el danzante que en realidad es un fauno toca la
flauta y las chicas, todas ellas hermanas, cosen y cantan.
“Adormecidos”, como solía decir Keats, “por el
humo de la amapola”.
Resulta difícil entender a los Coleccionistas. Imposible
hacerles ver que está hecho y está hecho y está hecho y no se
puede guardar. Brindo por ellos. Fumo por ellos. Me dan
lástima. He renunciado. Ni siquiera puedo compartir mi
éxtasis.
Café en taza endeble.
Añicos de botellas de anoche en el foso de la basura.
Aireadas y guardadas las sábanas las
chicas, ahora, se hacen trenzas y
se pintan los ojos y
Mira, Lewie,
Aquí viene otro!
Todos compartiendo la Maravilla como si volviese a nacer
a través de nuestras colinas
el Sol

Extraído de Ring of Bone, Lew WELCH. “He locates the live museum”. Traducción de Andrés Fisher.

Poema original en: Ring of Bone