Madrid Revisited – de Ramón Cote Baraibar

Ramón Cote Baraibar (Colombia, 1963) Licenciado en Historia del Arte en la Universidad Complutense de Madrid. Ha publicado los libros de poesía Poemas para una fosa común (1984), Informe sobre el estado de los trenes en la antigua Estación de Delicias (1991), El confuso trazado de las fundaciones (1992), Botella Papel (1999), Colección privada (2003), III premio de poesía Casa de América, y Los fuegos obligados (2009), XXIII Premio UNICAJA de poesía. Como antólogo ha publicado Diez de ultramar y Antología esencial de la poesía colombiana del Siglo XX. Su producción literaria se completa con los libros de relatos Página de enmedio y Tres pisos más arriba.

Madrid Revisited

…..No es que el tiempo huya con sus ciudades y que su codicia las oculte lejos de tu memoria. No es su culpa, entiéndelo, es su procedimiento habitual para defenderse de la nostalgia y sus nocivas manos de quince dedos.

…..No sigas creyendo que en este preciso instante tantas calles tuyas, tanta acumulación de otoños en una terraza te estén insultando por forajido, y que tu desaparición de las playas haya sido considerada como la más alta de las traiciones.

…..Tampoco es tu culpa, entiéndelo,es su manera de mantener intacta esa ciudad hasta que llegue el día señalado del encuentro, es su manera de defenderse de la corrupción del espejismo.

…..Esa ciudad que te niega hasta el relato de su cielo, que huye apenas siente la proximidad de tu letra, que no se atreve a mirarte a los ojoso por temor a ser herida, a su debido tiempo dejará abierta una ventana.

…..Para volver a entrar deberás aguardar los mismos años que allí estuviste, o quizás un poco más. Necesitarás ver cruzar el desfile de la larga caravana de los días, y sentado en la otra orilla llegará, no podría decirte cuando, la notificación de su beneplácito.

…..Si tu paladar se arquea al sentir el roce de su paraíso, si sus sílabas todavía envenenan tu lengua con su nombre, aún debes esperar, porque al ausente lo castigan con penitencias, porque para los devotos los látigos son de acero.

…..No vayas a creer que eres indigno de su reino por usurpar sus nueve lunas de septiembre. No es que desconfíe de tus intenciones, ni mucho menos que ignore tus derechos. Entiéndelo de una vez por todas, es su manera de decirte que aún te ama.

Qué pájaros serán memoria

Cuando pasado el tiempo la noche nos pregunte
por esa ciudad lejana de altos muros,
con sus solares de sábanas blancas
y de ropa sola, por su magnolio del patio
y sus caléndulas delirantes,
qué pájaros serán memoria.

Cuando pasado el tiempo la noche nos pregunte
por esa mujer que nos dio a probar el amor
y sabía a granizo, por el improbable color del cielo
de la infancia y por el tamaño de las ventanas
donde se estrellaban los colibríes,
qué pájaros serán memoria.

Cuando la noche solitaria nos pregunte
por este presente que mañana será pasado,
por lo que le ocurre a lo que no vemos
y padece, qué pájaros serán memoria.

Extraído de Ramón COTE BARAIBAR, Los fuegos obligados, Visor, Madrid (2009) & Visor, Colombia (2014).