Andinismo en la azotea | Sandra De la Torre Guarderas

 

Sandra De la Torre GUARDERAS (Quito, 13 de enero, 1971). Poeta, editora, guionista y realizadora audiovisual. Estudió comunicaciones en University of Nothwestern, de St. Paul, Minnesota. Integró el taller literario Palacio (I)caza de Palabras de la Universidad Andina Simón Bolívar. Su ópera prima en el género lírico, El hueco en el zapato, es Premio Nacional de Poesía Paralelo Cero 2012. Ha publicado, para niños, Cuando cierro mis ojos, 2013; Alma de trapo, 2015; ¿Te volviste loco, Dios del universo?, 2016; Tormenta de arroz, 2017, libro reconocido en el Concurso Internacional de Literatura Infantil Julio C. Coba 2016 y Premio Darío Guevara Mayorga, categoría Cuento, 2017. Para público adulto ha publicado, en coautoría, el poemario sonoro Otoño en Zona Tórrida, 2014 y la antología Amor en el bolsillo, 2015. Su obra figura en antologías internacionales, entre ellas, Modelo 1972: 12 poetas ecuatorianos, Valparaíso Ediciones, España, 2016 y Alma adentro: Poetas ecuatorianas premiadas, Editorial El Conejo, 2018. Es ganadora de los fondos concursables del Ministerio de Cultura por su cuento La vuelta del paraguas, 2017. 

_

Cuerpo Opaco

Riego la sombra que crece en mi jardín
sus hojas provocan al viento
besa su tallo el suelo humedecido

No la sembré yo
acaso su semilla vino del sur
donde germinan más fértiles los espectros

Qué feliz se ve bajo el alumbrado público
rendida su negrura a los dedos de la neblina
bailando un andarele con el agua del grifo
al modo etéreo del bambú

Mis ojos se mecen en sus hojas
se duerme mi noción de estar despierta
olvido la sed del jardín
bebo la sombra de esa sombra que baila al viento
me sacio de tiniebla
soy la tiniebla que florece con el toque del agua

_

Esqueletos arrastran sus pasos en el polvo

A James Nachtwey

el pellejo todavía arropa sus almas en un hilo
hilos con ojos que saltan de las órbitas
…….como dedos acusadores
……………………………………………alzados a los montes
de donde novieneynovendranunca el socorro

Huesos articulados en su habitáculo
………………………………………………sin llanto por la sequía
doblados rostro en tierra sin plegarias
esperando que la gravedad de la ley los absorba
al vientre occidental y obeso que los parió

_

Fantasmas dejan sus huellas en las aguas

inscriben su desamparo en mandíbulas
su penúltima voluntad en postales de madera
saben que la carne dura menos que el palo
y que el hueso no tiene rostro

El muelle recibe los vestigios náufragos
que el tiempo convierte en rarezas de museo

Espanta verlos exhibidos
sin noticia del que penó en la espuma
quizá porque en todo pecho duerme
un cuerpo venido de ultramar
que en vano envió
su manuscrito en la botella

_

Que nadie me ame

mi tierra está deshabitada y es hostil
que ninguna lengua me alabe
mi nombre no salva
que nadie hunda sus dedos en mi piel
sembrada de cardos
que no proclamen sus amores
en mis cavernas sin eco

Que me abran paso para ir en busca
de quien no me ama

_

Y recogiste los restos de mí

que clamaban desde el suelo
el rostro en tierra
lo que quedaba del rostro
postrados mis ojos
desperdigados mis dedos buscando de qué asirse
la carne remojada en sal

El acertijo de las siete vidas
barro hecho de nuevo para quebrarse
y volverse a recoger en la caricia
de las manos que habrán de convertirlo
en restos desperdigados por el suelo
asidos a la desesperanza

Hoy
…………………..no sé hasta cuándo
soy barro recogido y puesto en la alacena


Sandra De la Torre Guarderas, Andinismo en la azotea Buenos Aires Poetry, 2018. 72 páginas . ; 20×13 cm. 1. Poesía ecuatoriana. Colección Pippa Passes, 2018.