a un ratón | Robert Burns

Carismático como ninguno, Robert Burns, Rabbie Burns o simplemente The Bard, nació el 25 de enero de 1759, en Alloway, Ayr, en el suroeste de Escocia (Crawford 16). Su madre, Agnes Broun, quien apenas leía y no sabía escribir; se dedicaba al hilado y a las tareas domésticas. Agnes tenía buena memoria y buen gusto

para las baladas, las canciones en scots y los salmos en paráfrasis métrica en inglés, típicos de la tradición protestante escocesa. Dado que compartía con ella el amor por los salmos, Burns más adelante compondría sus propias paráfrasis de éstos. Solía recordar a su madre pelirroja cantando cuando él era niño. Ella fue su primera fuente y maestra de canciones. Él, su mejor alumno (Crawford 17).

Su padre, William Burnes, jardinero y agricultor, era un respetado miembro de la comunidad, quien hizo todo por dar a sus hijos varones la mejor educación posible (Crawford 28). Tras su muerte en 1784, los Burnes se marcharon de Alloway. Robert (quien había optado por Burns en vez de Burnes) y su hermano Gilbert trasladaron la familia a un campo en Mossgiel, cerca de Mauchline (Irvine, R.). Burns había crecido en una comunidad en la cual pudo cultivar el amor por las baladas pastoriles y, por lo tanto, componer canciones durante su adolescencia. Llevando siempre consigo un cuaderno en el que, además, anotaba versos de sus autores admirados, comenzó a escribir poemas siguiendo patrones de piezas en scots por Allan Ramsay y Robert Fergusson, así como de textos en inglés de Pope, Gray, Shenstone y Goldsmith (Crawford 152; Irvine, R.). No obstante, dado que los poetas aprenden por medio del oído, fue la cultura oral la principal escultora de su imaginación (Crawford 17). Involucrado en grupos seculares y alternativos como el club social y la logia masónica, Burns consiguió publicar Poems, Chiefly in the Scottish Dialect en Kilmarnock, en 1786. El libro le obtuvo tal fama, que, al año siguiente, el joven bardo decidió mudarse a Edimburgo, donde una segunda edición, bajo el título de Poems, fue impresa y publicada con un éxito sin precedentes para un poeta rural. En 1788 Burns y su esposa Jean Armour se establecieron en un campo en Ellisland, a orillas del río Nith en Dumfriesshire. El poeta, además, obtuvo un empleo a tiempo parcial en el servicio tributario. Tres años después, en 1791, Burns y su familia abandonaron la vida campestre y se mudaron a un departamento en Dumfries, donde el gran bardo se hizo recaudador a tiempo completo. Durante este período, Burns escribió uno de sus mejores poemas, ‘Tam o’Shanter’, pero dedicó la mayor parte de su energía creativa a la composición de letras para canciones populares. Tal es su contribución al Museo Musical de Scots de James Johnson, que merece un lugar al lado de Poems como el otro gran libro de Burns (Irvine, R.). La gran ambición del joven poeta de Ayrshire era convertirse en el bardo nacional de Escocia, y lo consiguió con creces. Debido a su precaria salud tanto física como mental y a las demandas del trabajo cotidiano, Burns murió en 1796, con tan solo 37 años. Rabbie, también afamado por sus aventuras amorosas, por ser el autor de la canción de despedida más universal (‘Auld Lang Syne’) y por su intento ferviente de ser the man o’ independent mind, es tal vez el poeta más querido alrededor del mundo.

Sobre los poemas y las traducciones

‘To a Mouse’ formó parte de la edición de Kilmarnock, mientras que ‘To a Haggis’ fue incluido recién en Poems, la edición de Edimburgo, como indica la Burns Encyclopaedia (126). Ambos poemas combinan con gran vitalidad el inglés y el scots y están escritos en Standard Habbie:

el tipo de estrofa característica del resurgimiento de la poesía en scots durante el siglo XVIII, siendo su esquema de rima aaabab particularmente asociado con Burns. De hecho, es a veces llamada Estrofa Burns. El pionero fue Allan Ramsay, Robert Fergusson la desarrolló, y fue usada y abusada por cuanto poeta menor que haya versificado en scots.

Ramsay la llamó Standard Habbie, porque el empleo más antiguo que él conocía de ésta se remontaba a Habbie Simpson, the Piper of Kilbarchan, de Robert Sempill of Beltrees (c.1595-c.1659)” (298).

Tradicionalmente utilizada en Escocia para la elegía burlesca (mock-elegy), este tipo de estrofa tiene su origen en las cortes y en los himnos amorosos de los trovadores (Crawford 153). Está compuesta por tres tetrámetros, un dímetro, otro tetrámetro y finalmente otro dímetro (todos, por lo general, yámbicos). Los dos versos cortos sirven de contrapunto a las líneas más largas. La Standard Habbie, cuyo ritmo era ideal para el comentario agudo, proveyó a Burns de un medio a través del cual explotar al máximo la energía del scots. Las traducciones intentan respetar la forma y el ritmo originales de los poemas; no obstante, esto no siempre es posible debido, principalmente, a las limitaciones del traductor.

referencias

Burns, Robert. Selected Poems and Songs. Edited by Robert P. Irvine. OUP, 2014.

Crawford, Robert. The Bard, Robert Burns, a Biography. Pimlico, 2010.

Purdue, David; McCue, Kirsteen; Carruthers, Gerard. Maurice Lindsay’s The Burns Encyclopaedia. Hale, 2013.

a un ratón

al arrasar su nido con el arado,
noviembre, 1785

Pícaro, ágil, tímido bicho,
¡tamaño pánico en tu pecho!
No es necesario que hacia el barbecho
……………………………………te precipites,
¡me rehúso a condenarte al nicho
……………………………………con aguijadas!

Siento que el hombre sobre el animal
haya quebrado la unión natural,
que en ti justifica una opinión vil
……………………………………como el recelo
por este hermano tuyo, mortal,
……………………………………¡pobre y terreno!

No tengo dudas, querido amigo,
seguro robas alguna espiga,
¡que entre tantísimo trigo
……………………………………no es sino un derecho!
¡Bendito sea yo con la miga
……………………………………de la cosecha!

Tu madriguera es una penuria,
¡sus pobres muros el viento arruina!
y ya no alcanza para una nueva
……………………………………la hierba verde,
mientras el vendaval se amotina,
……………………………………¡mordaz, vehemente!

Tú has visto campos perecer
e inviernos crudos avanzar,
y agazapado intentas subsistir
……………………………………con cierta paz
hasta que el golpe cruel del labrador
……………………………………rompe tu hogar.

Tu montoncito de hojas y rastrojo
¡menudas roeduras y trabajo
te ha costado! Y tras el desalojo
……………………………………quedas desguarnecido,
¡bajo el invierno helado y al antojo
……………………………………de escarcha y frío!

Mas, ratoncito, no eres el único
consciente de que prevenir caduca:
hasta el mejor proyecto se trunca
……………………………………entre hombre y roedor,
para tan solo dejarnos fiasco,
……………………………………llanto y dolor.

Aun así, ¡eres un ser bendito!,
pues el puro presente te marchita,
mientras, yo, que el pasado habito,
……………………………………huyo con prisa,
y aunque no puedo ver hacia delante,
……………………………………¡la conjetura me horroriza!

to a mouse

On turning her up in her Nest, with the Plough,
November, 1785

Wee, sleeket, cowran, tim’rous beastie,
O, what a panic’s in thy breastie!
Thou need na start awa sae hasty,
……………………………………Wi’ bickering brattle!
I wad be laith to rin and chase thee,
……………………………………Wi’ murd’ring pattle!

I’m truly sorry Man’s dominion
Has broken Nature’s social union,
An’ justifies that ill opinion,
……………………………………Which makes thee startle,
At me, thy poor earthborn companion,
……………………………………An’ fellow-mortal!

I doubt na, whyles, but thou may thieve;
What then? poor beastie, thou maun live!
A daimen-icker in a thrave
……………………………………’S a sma’ request:
I’ll get a blessin wi’ the lave,
……………………………………An’ never miss’t!

Thy wee-bit housie, too, in ruin!
It’s silly wa’s the win’s are strewin!
An’ naething, now, to big a new ane,
……………………………………O’ foggage green!
An’ bleak December’s winds ensuin,
……………………………………Baith snell an’ keen!

Thou saw the fields laid bare an’ wast,
An’ weary Winter comin fast,
An’ cozie here, beneath the blast,
……………………………………Thou thought to dwell,
Till crash! The cruel coulter past
……………………………………Out thro’ thy cell.

That wee-bit heap o’ leaves an’ stibble,
Has cost thee monie a weary nibble!
Now thou’s turn’d out for a’ thy trouble,
……………………………………But house or hald,
To thole the Winter’s sleety dribble,
……………………………………An’ cranreuch cauld!

But Mousie, thou art no thy-lane,
In proving foresight may be vain:
The best laid schemes o’ Mice an’ Men,
……………………………………Gang aft agley,
An’ lea’e us nought but grief an’ pain,
……………………………………For promis’d joy!

Still, thou art blest, compar’d wi’ me!
The present only toucheth thee:
But Och! I backward cast my e’e,
……………………………………On prospects drear!
An’ forward tho’ I canna see,
……………………………………I guess an’ fear!

a un haggis

Benditos tú y tu cara bonita,
¡oh, gran Cacique de las salchichas!
Por sobre ellas se alza tu silla,
……………………………………hígado, tripa, corazón:
tuya es la gracia bien merecida
……………………………………de esta emoción.

El plato gruñe si lo desbordas,
tus caderas son dos colinas,
tu estaca útil hasta en molinos
……………………………………si es menester,
y por los poros rocío destilas,
……………………………………cual perla ámbar.

Ahora el labriego afila el cuchillo
que te secciona con maestría,
y tras cortar la víscera efusiva
……………………………………cual una acequia,
nos revela tu ardiente gloria,
……………………………………¡humeante y regia!

Después, cuchara y cucharada;
el diablo sobra, que éstos no paran,
y ahora las panzas inflamadas
……………………………………como tambores;
y el rebosante dueño de casa,
……………………………………gracias, señores.

¿Acaso alguno ante guiso francés,
u olio que a puercos llena de náuseas,
o fricassee que por repugnancia
……………………………………es vomitado,
desdeñar podría la elegancia
……………………………………de este buen plato?

Y el pobre diablo entre desperdicios,
frágil cual junco marchito,
las piernas flacas como pabilos,
……………………………………puño de nuez;
por ríos de sangre, campos, caminos,
……………………………………¡qué languidez!

En cambio, el hombre nutrido de haggis
la tierra pone a temblar a su paso,
cuando el cuchillo su puño ase
……………………………………silba cual látigo;
ruedan cabezas, piernas y brazos,
……………………………………como los cardos.

Altos poderes que de nosotros cuidan,
y entre nosotros el sustento sirven,
la vieja Escocia no necesita
……………………………………flojas raciones,
mas si pretenden sus oblaciones,
……………………………………¡sírvanle Haggis!

to a haggis

Fair fa’ your honest, sonsie face,
Great Chieftain o’ the Puddin-race!
Aboon them a’ ye tak your place,
……………………………………Painch, tripe, or thairm;
Weel are ye wordy of a grace
……………………………………As lang’s my arm.

The groaning trencher there ye fill,
Your hurdies like a distant hill,
Your pin wad help to mend a mill
……………………………………In time o’ need,
While thro’ your pores the dews distil
……………………………………Like amber bead.

His knife see Rustic-labour dight,
And’ cut you up wi’ ready slight,
Trenching your gushing entrails bright
……………………………………Like onie ditch;
And then, O what a glorious sight,
……………………………………Warm-reeking, rich!

Then, horn for horn they stretch an’ strive,
Deil tak the hindmost, on they drive,
Till a’ their weel-swall’d kytes believe
……………………………………Are bent like drums;
Then auld Guidman, maist like to rive,
……………………………………Bethankit hums.

Is there that owre his Frensh ragout,
Or olio that wad staw a sow,
Or fricassee wad mak her spew
……………………………………Wi’ perfect sconner,
Looks down wi’ sneering, scornfu’ view
……………………………………On sic a dinner?

Poor devil! see him owre his trash,
As feckless as a wither’d rash,
His spindle shank a guid whip-lash,
……………………………………His nieve a nit;
Thro’ bluidy flood or field to dash,
……………………………………O how unfit!

But mark the Rustic, haggis-fed,
The trembling earth resounds his tread,
Clap in his walie nieve a blade,
……………………………………He’ll mak it whissle;
An’ legs, an’ arms, an’ heads will sned,
……………………………………Like taps o’ thrissle.

Ye Pow’rs wha mak mankind your care,
And dish them out their bill o’ fare,
Auld Scotland wants nae skinking ware
……………………………………That jaups in luggies;
But if ye wish her gatefu’ pray’r,
……………………………………Gie her a Haggis!


Extraído de Robert Burns, Selected Poems and Songs. Edited by Robert P. Irvine. OUP, 2014. Traducción de Carlos Llaza para Buenos Aires Poetry, 2019.