Con Dylan Thomas volando por Manhattan | Miguel Ángel Zapata

MIGUEL ÁNGEL ZAPATA, POETA Y ENSAYISTA PERUANO, HA PUBLICADO RECIENTEMENTE: HOY DEJÓ DE SER INVIERNO POR UN DÍA (BUENOS AIRES: EL SURI PORFIADO, 2017), UNO SCRIVE POESÍA CAMMINANDO ITALIA (TRADUCCIONES DE EMILIO COCO) LADOLFI EDITORE, 2016, HOY DÍA ES OTRO MUNDO (GRANADA: VALPARAÍSO, 2015) Y LA NOTA 13 (BOGOTÁ: LOS TORREONES, 2015). SU POESÍA HA SIDO TRADUCIDA AL INGLÉS, PORTUGUÉS, ITALIANO, PORTUGUÉS, FRANCÉS Y RUSO. HA PUBLICADO VARIOS LIBROS DE ENSAYOS: LA VOZ DEUDORA: CONVERSACIONES SOBRE POESÍA HISPANOAMERICANA (FCE, 2014), NUEVA POESÍA HISPANOAMERICANA (UNAM, 1999), MORADAS DE LA VOZ. NOTAS SOBRE POESÍA HISPANOAMERICANA ACTUAL (UNIVERSIDAD DE SAN MARCOS, 2002), ENTRE OTROS. HA PUBLICADO LIBROS Y EDICIONES CRÍTICAS SOBRE LA POESÍA DE ANTONIO CISNEROS, JORGE EDUARDO EIELSON, Y CARLOS GERMAN BELLI. EJERCE DE CATEDRÁTICO DE LITERATURAS HISPÁNICAS EN HOFSTRA UNIVERSITY, NUEVA YORK.

DYLAN THOMAS VUELA POR MANHATTAN

Vuelan las cenizas de Dylan Thomas por el aire de la Villa, navegan sus huesos por los canales del gran río, por las tabernas donde sacudió la noche de un plumazo resucitan las cervezas frías y se prenden todas las antorchas…

THE WEST VILLAGE

Después de tantas lluvias una pizca de sol se asoma entre los rascacielos. Es la noche de los lobos y las doncellas. La costa ha iniciado su recuento con el mar y han comenzado a cerrar los puentes que van hacia el Atlántico. Un grupo de pájaros altera el color del cielo.

Cuando sale el sol los escaparates del día se abren con los del alma, y el espíritu vuelve a caminar por la ciudad como una hermosa mujer de la calle.

En la Villa del Oeste, las mujeres dejan que el viento les levante las faldas de seda, y los puentes les traen flores del otro lado del río, como si recién comenzara la fiesta de las rosas.

Después de tantas lluvias me asomo por estas calles como un sonámbulo desquiciado y morboso, un mirón siempre joven, y las calles se llenan de geranios en todas las ventanas.

EL PUENTE DE BROOKLYN
(primera visión)

Hoy dejó de ser invierno por un día.

Los cables de acero se volvieron tulipanes
de primavera, y el río turbio se calentó con
las muchachas que bajaban en bicicleta a
divertirse en la ciudad. Ni el río ni el cielo
tenían apuro: la algarabía del vino crecía con
el sol y el deseo un largo y complaciente baguette.
El río bebe con el cuervo la penúltima copa de vino
tinto. Una mujer de cabello castaño largo dictaba
un poema al violeta del sol, y el río se trepaba sin
remedio hasta mis ojos descolgados.

EL PUENTE DE BROOKLYN
(segunda visión)

Hoy día es otro mundo. He caminado delirante por el parque más grande de la ciudad. Vi a Bronzino en el Metropolitano. Goya ya había salido de su pozo profundo y su perro lo lamía feliz en el Parque Central. Sus dibujos son los trazos recurrentes de esta tarde ciega. Los sueños de su razón producen monstruos caprichosos. Después los árboles de las calles me leyeron poemas de Dylan Thomas y Vallejo. Si Vallejo hubiera caminado por estas calles habría tal vez escrito algo sobre la confianza en el anteojo de una rama. Hubiese caminado conmigo por estas calles de luna llena, virando en cada museo y desdoblándose en los bares de la noche con ese piano que se va hasta adentro del río.

Habría ocurrido un relámpago en todos los puentes.


 

Miguel Ángel ZAPATA, Con Dylan Thomas volando por ManhattanBuenos Aires Poetry, 2019. Poesía Peruana. ISBN 978-987-4197-52-8.

 

PORTADA_HANK-01