Viajes | Alberto Cecereu

ALBERTO CECEREU (Valparaíso, Chile. 1986) Poeta y profesor. Licenciado en Historia, Licenciado en Educación, Magíster en Gerencia Educacional. Autor de Noticias sobre la Inmanencia (Ediciones Altazor, 2005), Los Exaltados (Ediciones Altazor, 2016), Los Ermitaños (Trizadura Ediciones, 2018), El Delirio (Ediciones Filacteria, 2019).
Fue Becario de la Fundación Pablo Neruda (La Sebastiana) en 2003 y miembro del Seminario de Reflexión Poética (2004-2006) de la misma Fundación. En 2006 se adjudica la Beca a la Creación Literaria del Fondo del Libro y la Lectura y es ganador del Premio Enrique Lihn de la Universidad de Valparaíso. Su poesía aparece en la antología “El mapa no es el territorio” (Editorial Fuga, 2007), además de diversos países tales como Camerún, Suecia, Venezuela, Cuba, El Salvador, Estados Unidos, México y Perú. Ha sido traducido al inglés y al francés. Dirigió el Taller de Poesía Latinoamericana de la Facultad de Humanidades de la Universidad de Valparaíso que se realizó en 2007 y 2008, además de ser profesor tallerista en Cárceles, Centros Culturales y Colectivos Artísticos.


 

Manifiesto

sólo nos queda el agua
para mirarnos en la floración de la voz
y caminar sobre las letras
de los serafines que gritan al vernos:
………………..nos miran
……………a través del agua
porque solo nos queda eso
nos queda la humedad de una manifestación eterna:
el graznido de los bosques
en la contemplación del invierno en su transmutación amarilla

y es eso
el rumor de lo inolvidable
el murmullo del temporal de labios en la danza de la desesperación
como teatros en el drama de la multitud
y es eso
es la mañana que nace en la piel de los ausentes
las caminatas en las calles de piedra
el agua que nos queda

y espero que me escribas

origíname en el brote del soplo
sé bitácora de fenómenos y rastro
del agua que se evapora en las palabras
porque en la compostura de la arena encontrarás la esencia
de todos los hombres
……………ábreme en el reencuentro de los instantes siniestrados
y volvamos a la vigía de la música
aquellos momentos que con sólo mirarnos nos decíamos todo
el delirio sólo era el llanto de las praderas
y el llanto era sólo la manifestación de los amantes en la pausa eterna

transformémosnos
en lo inolvidable
para ser la lluvia en la cual
tu ciudad se destruya debajo de las miradas
y digamos en el coro de los pianos
que nos queda el agua para la fusión de las conciencias
enredando las imágenes de las revelaciones divinas
en los escenarios del olimpo
en fin
seamos escribas de la nueva historia

*

the new york times
tituló hoy:
“los dioses se hicieron mortales”
y al parecer
he visto por ahí
como los supermercados se han desalojado
como las grandes tiendas han sido saqueadas
como las galerías de arte descolgaron el techo
las calles amontonadas del vacío
el opio……flor silvestre en todos lados
……………..he visto por ahí
los gatos inmóviles en las esquinas
prostitutas de estatuas
desangrándose a destajo
rosales del dolor como guirnaldas de colores
adornando clubes y colegios
he visto por ahí
todo lo visto tomando rumbo hacia alguna parte
¿los poetas?
……………..lágrimas del viento

*

a sobrevivido sólo uno
es el rumor en todo el pueblo

y como si emergieran las historias
todos se miran en el silencio de sus ojos
para buscarse en el caminar de las tarántulas que nos rodean
de extremo a extremo
en el esplendor de la cerca de madera
que adorna la entrada
de mi posada
…………………………en el descanso de este viaje
pero como si el abandono reinara en vez de la pradera
las noticias en soberbios murmullos de las gentes
son el sueño de un paisaje de mariposas al viento
al parecer
la verdad de una música


Estos poemas forma parte del libro Viajes de Alberto Cecereu | próximo a ser publicado en la Colección Pippa Passes, Buenos Aires Poetry, 2019.