El caminante del Athos ( Le reste du voyage) | Bernard Noël

Bernard Noël (Sainte-Geneviève-sur-Argence, 1930 — Laón, 2021) fue uno de los poetas franceses más destacados de los últimos tiempos. Entre sus libros cabe mencionar: Extraits du corps (1958), Le Château de Cène (1969), La Peau et les mots (1972), Treize cases du je (1975), La Chute des temps (1983), Onze romans d’œil (1988), Journal du regard (1988), La Maladie de la chair (1995), La Langue d’Anna (1998), La Maladie du sens (2001) y Le Reste du voyage et autres poèmes (2006). Les Plumes d’Éros (2010) constituye el primer volumen de sus Œuvres, publicadas por P.O.L., cuya segunda entrega –dedicada a los escritos políticos– está ya en prensa. Ha dirigido diversas colecciones y festivales de poesía y ha recibido, entre otros premios, el Nacional de Poesía (1992) y el Robert Ganzo (2010).

El caminante del Athos
(fragmentos)

1

una palabra busca mi corazón yo alrededor de él
busco cómo se engancha a su presente
un poco de esto que flota acá
por todos lados devastación ruinas y mientras
que su bella imagen es mordida por el tiempo
san Juan remoja su pluma en la luz
con un gesto igual pero el chorro luminoso apunta
no se sabe qué parte del cuerpo he aquí
unas moscas van a libar su polvo
luego vuelan hacia la semi cúpula donde Dios
ha ennegrecido tanto que es negativo
el águila y Juan la misma aureola y más que un ala
en el león de Marco el ojo un laguito de lágrimas
Lucas la cara comida por el moho
se ha convertido en un negro de barba blanca
nada de Mateo solo un agujero en la argamasa
y algunos huesos de ladrillo rosa un avispón
lleva mi mirada hacia arriba la cúpula
en el primer círculo los restos de un hombro
en el segundo ocho ángeles cada uno seis alas
dos hacia abajo dos hacia lo alto dos abiertas
el conjunto de una sensualidad extrema
cada ángel parece por dos veces dotado
de la zona tan abierta que los humanos
no tienen sino una vez y el amor habrá de hacerse
en un abrazo de lo alto y de lo bajo
circular y sin fin una rueda siempre
en movimiento el mismo avispón baja
inflamado aunque no ose servirse de él
pero yo confundo tal vez excremento y hiel
y aquí estoy en medio del día de hoy
la mirada de repente quebrada por el sol
el vacío y el miedo a la escalera podrida
los ojos tantean el aire hacia su izquierda y surge
la brusca sorpresa
…………………..el Blanco el Blanco el Blanco
empuja al fondo del cielo su erección de tiza
y por encima vida muerte y realidad
planta un formidable NO a sus razones

Extraído de Bernard Noël, Le reste du voyage, Editions P.O.L | Traducción de Cristian Ton para Buenos Aires Poetry, 2021.