Poesía, una cosa natural | Paul Durcan

Paul Durcan (Dublín, 1944), es un poeta irlandés cuya obra muestra un deseo de sorprender al lector recurriendo a la excentricidad surrealista. Estudió Arqueología e Historia Medieval en el University College Cork. Su primera colección de poesía, O Westport in the Light of Asia Minor, ganó el premio Patrick Kavanagh en 1975; colecciones posteriores incluyen Teresa’s Bar (1976), Sam’s Cross (1978), Ark of the North (1982), Jesus, Break his Fall (1983) y Going Home to Russia (1987).  Más recientemente publicó Crazy About Women (1991), Give Me Your Hand (1994), Christmas Day (1996), Greetings to Our Friends in Brazil (1999), Cries of an Irish Caveman (2001) y The Art of Life (2004), entre otros.

Poesía, una cosa natural.

El salmón peregrino bajo el puente salmonero en Galway
o: un ciervo en el alféizar de una ventana de Magdalen College
siendo alimentado con migas de pan por mi amigo Michael Lurgan—
era octubre y él estaba leyendo a Proust
y yo era un recluso de un albergue de Londres para niños sin hogar

donde compartía la habitación con un chico de Blackpool
cuyo silencio era el silencio de un oso en una cueva
y que tenía pasión por mirarse a sí mismo en el espejo:
tenía la sensación de que tenía las características de un policía
y que un día mataría a golpes a alguien.

Pero el salmón peregrino de la autosuficiencia o, los ciervos suplicantes,
o, las respuestas a las preguntas, siempre quedan:
no soy yo quien se esconde en los árboles de mi padre:
es él quien se esconde en los árboles, y me está esperando para tenderme una emboscada
mientras salgo por el brillante sendero del bosque hacia la primavera.

Eso es poesía, una cosa natural.

Poetry, a Natural Thing.

Basking salmon under the salmon bridge at Galway
or: a deer at a window-sill of Magdalen College
being fed bread-crumbs by my friend Michael Lurgan—
It was October and he was reading Proust
and I was an inmate of a London hostel for homeless boys

Where I shared a room with a boy from Blackpool
whose silence was the silence of a bear in a cave
and who had a passion for looking at himself in the looking-glass:
I had the feeling that he had the makings of a policeman
and that one day he would truncheon somebody to death.

But basking salmon of self-sufficiency or, supplicant deer,
or, asquers to questions, always remain:
It is not I who am hiding in the trees from my father:
it is he who is hiding in the trees, and he is waiting to ambush me
as I step out the bright forest path to the spring.

That’s poetry, a natural thing.


Extraído de Paul Durcan, The selected Paul Durcan, Publisher Belfast : Blackstaff Press, 1982, p. 65 | Traducción de Juan Arabia | Buenos Aires Poetry 2022 | Imagen: Poetry Ireland