Manifestación callejera | Margaret Walker

La poeta y novelista Margaret Walker (1915–1998) nació en Birmingham, Alabama. Su familia se mudó a Nueva Orleans cuando Walker era una niña pequeña. Ministro metodista que había nacido cerca de Buff Bay, Jamaica, el padre de Walker era un erudito que legó a su hija su amor por la literatura: los clásicos, la Biblia, Benedict de Spinoza, Arthur Schopenhauer, los clásicos ingleses y la poesía. De manera similar, la madre música de Walker tocaba ragtime y le leía poesía, eligiendo entre autores y obras tan variados como Paul Laurence Dunbar, «Snowbound» de John Greenleaf Whittier, la Biblia y Shakespeare. A los once años, Walker comenzó a leer poesía de Langston Hughes y Countee Cullen.
Su primera colección de poesía de Walker, For My People (1942), ganó el premio Yale Series of Younger Poets. Walker fue la primera mujer negra en recibir el prestigioso premio. Su primera novela, Jubilee (1966), es considerada como “la primera novela afroestadounidense verdaderamente histórica».
La poesía recopilada de Walker, This Is My Century (1989)y sus últimos volúmenes de ensayos, How I Wrote Jubilee and Other Essays on Life and Literature (1990) y On Being Female, Black, and Free (1997), consolidaron su lugar en letras americanas.

Robert Stepto¹, que ha abierto y polemizado respecto al canon del Renacimiento de Harlem, decía sobre Walker: “El canon parece incluir a varios hombres, principalmente Claude McKayCountee Cullen, Jean ToomerLangston Hughes, y una mujer, Zora Neale Hurston. No obstante, tan pronto como nos centramos en autores que estén escribiendo, el canon se ensancha, no por razones arbitrarias, sino porque más autores y más textos amplían nuestro conocimiento. He defendido la inclusión de Dunbar, Johnson y Brown, así como la de Margaret Walker temprana, Richard Wright y Gwendolyn Brooks. Aunque pueda parecer que estos escritores pertenecen a otros periodos, fueron de hecho presencias fuertes en la época de entreguerras: en algunos casos sus escritores inspiran logros literarios de importancia (…). Quizá sea controvertido incluir a Walker en su primera etapa y a Brooks entre las principales escritoras de la época y excluir a Jassie Fauset, Nella Larsen, Georgia Douglas Johnson y otras. Pero cuando uno examina aquellas escritoras que exploran el juego entre formas ‘recibidas’ e ‘indígenas’, Walker, Brooks y Hurston surgen como las principales escritoras del periodo». Dudley Randall, por otro lado, incluyó el nombre de Brooks en la sección de «Post-Renaissance» (The Black Poets, Dudley Randall (Editor), Bantam Books, NY, 1985).

¹ Emory Elliot (Ed.), Historia de la literatura norteamericana, Madrid, Cátedra, 2001, p. 726.

Manifestación callejera

«Hurry up Lucille or we won’t get
arrested with our group.«

(A eight year old demonstrator, 1963)*

Esperamos ser arrestados
y esperamos ir a la cárcel
cantaremos, gritaremos y rezaremos
por la Libertad y por la Justicia
y por la Dignidad Humana
la lucha puede ser larga
y algunos de nosotros moriremos
pero la libertad es costosa
Y ROMA, como dicen,
no se construyó en un día.

Date prisa, Lucille, date prisa
vamos a perder nuestra oportunidad de ir a la cárcel.

* («Date prisa, Lucille, o no nos arrestarán con nuestro grupo».
(Una manifestante de ocho años, 1963)

Street Demonstration

«Hurry up Lucille or we won’t get
arrested with our group.«

(A eight year old demonstrator, 1963)

We’re hoping to be arrested
And hoping to go to jail
We’ll sing and shout and pray
For Freedom and for Justice
And for Human Dignity
The fightig may be long
And some of us will die
But Liberty is costly
And ROME they say to me
Was not built in one day.

Hurry up, Lucille, Hurry up
We’re Going the Miss Our Chance to go to Jail.


Extraído de The Black Poets, Dudley Randall (Editor), Bantam Books, NY, 1985, p. 156 | Traducción de Juan Arabia | Buenos Aires Poetry 2022