“Los gatos más grandes”, de Vita Sackville West

Vita Mary Sackville-West nació en Kent, Gran Bretaña, en 1892. Su padre era el tercer barón Sackville y su madre, la hija ilegítima de Lionel y Pepita. Formó parte junto a su marido, el diplomático y editor Harold Nicolson, del conocido grupo Bloomsbury de intelectuales y artistas. Algunas de sus obras más conocidas: The Edwardians, All Passion Spent, Family History y Seducers in Ecuador. De su poesía cabe destacar The Land, que obtuvo el Hawthornden Prize y The Garden, que consiguió el Heinemann Prize.

 

.

Los gatos más grandes

Los gatos más grandes miran hacia afuera
con sus dorados ojos por entre los barrotes.
Hay desiertos ahí y distintos cielos
y una noche con diferentes estrellas.
Rondan la aromática colina
y se aparean tan ferozmente como matan,
y mantienen la libertad de su deseo
para vagar, vivir y beber hasta saciarse;
pero sé esto más allá de su ingenio:
el hombre ama un poco y por largo tiempo morirá.

Su especie deambula a través del desierto
donde los tulipanes florecen entre las piedras,
sin saber que sufrirán cambios
o que los buitres recogerán sus huesos.
Su fuerza es eterna para ellos,
gobiernan el terror de la noche,
rebasan al ciervo en su vuelo
y aniquilan con su arrogancia;
pero soy sabia, si ellos fuertes:
el amor del hombre es transitorio mientras su muerte larga.

Mas ¡oh, qué poderes para engañar!
Mi ingenio se convirtió en fe,
y en este momento creo
en el amor y exploro la muerte.
Vine de ninguna parte y seré
fuerte, resuelta, veloz, eternamente:
Soy un león, una piedra, un árbol
y como la estrella Polar en mí
se ha fijado en ti mi constante corazón.
Ah, quizás me quede ciega por siempre
con leones, tigres, leopardos y los de su tipo.

The greater cats
The greater cats with golden eyes
Stare out between the bars.
Deserts are there, and the different skies,
And night with different stars.
They prowl the aromatic hill,
And mate as fiercely as they kill,
To roam, to live, to drink their fill;
But this beyond their wit know I:
Man loves a little, and for long shall die.

Their kind across the desert range
Where tulips spring from stones,
Not knowing they will suffer change
Or vultures pick their bones.
Their strength’s eternal in their sight,
They overtake the deer in flight,
And in their arrogance they smite;
But I am sage, if they are strong:
Man’s love is transient as his death is long.

Yet oh what powers to deceive!
My wit is turned to faith,
And at this moment I believe
In love, and scout at death.
I came from nowhere, and shall be
Strong, steadfast, swift, eternally:
I am a lion, a stone, a tree,
And as the Polar star in me
Is fixed my constant heart on thee.
Ah, may I stay forever blind
With lions, tigers, leopards, and their kind.

 

∇ Extraído de Kings Daughter, 1929. Traducción de ©Juan Carlos Villavicencio.