Pequeñeces – Santiago Cairo (Colección Pippa Passes)

La literatura no es, ni por asomo, una forma de felicidad.
Es un desahogo, y nadie desahoga alegrías. Se pueden
contar, sin más.
Entonces no esperes leer otra cosa que no sean penas; no porque
el escritor desee ser triste, sino porque las palabras lo son.
Las palabras son la tristeza que complementa al ser feliz.
La literatura es el equilibrio de aquellos genialmente
desequilibrados.
Eso hace el escritor; llega a la felicidad mediante el lamento.
Conoce la sonrisa recorriendo las lágrimas.
No olvides lector, que no se llega al alba si no es por el
sendero de la noche.
Tu amigo, el monstruo detrás de la pluma.

La chica con la remera

Miércoles de verano, y él camina distraído;
la calle está desierta, no hay nadie salvo dos.
Ella se desliza moviendo las caderas,
y el logo de su remera seduce tanto como su dueña.
Se lee Take it form the man!, y él muere de amor.
Él, que se muere de amor.
Se cruzan y “¿te gusta The Brian Jonestown Massacre?”;
se frenan, silencio y un agudísimo “¿Qué?”
“Por tu remera, digo”, dice helado (asustado);
“ah, no sé qué es eso, me gustó el dibujo nada más”.
Siguen caminando. Ella sonríe. Él no.
Callado. Cansado. El encanto se rompe al instante.

El Monstruo

Lo que hay después de la muerte, lo desconozco.
La ironía es que no lo sabré estando vivo;
es la injusticia de la vida, una broma sin sentido.
Y quizás no haya nada más que tierra y gusanos;
tal vez, tal vez no existe la vida eterna.
Puede que no quede nada, ni polvo siquiera;
por lo menos no para el hombre, tal vez lo monstruoso
sobreviva a la muerte.
Por eso nace el poeta, porque siente lo inmortal
de las lágrimas.
Por eso existe el monstruo, porque conoce lo
perpetuo del sufrimiento;
y por eso sé que nada quedará de mi cuerpo.
Pero tal vez queden mis ideas.
Quizás, quizás vivan mis palabras.
Por eso nace el escritor, y por eso existe mi monstruo.
No soy más que un mortal, dando un paseo por el mundo.
Mi monstruo es aquel que busca no ser el pasado,
mi monstruo es aquel que puede conseguir la eternidad.

∇ Santiago CAIRO, Pequeñeces. Colección Pippa Passes, Buenos Aires Poetry, 2016-2017.

16121550_10158233538225372_2036200525_o.jpg