En las ramas de los sauces, de Salvatore Quasimodo

Nacido en Siracusa en 1901, Salvatore Quasimodo murió en 1968, tras obtener el Premio Nobel de Literatura en 1959. Edoardo Sanguinetti lo sitúa, en su famosísima antología Poesia italiana del Novecento , dentro del grupo de los “Herméticos” , junto a Alfonso Gatto, Leonardo Sinisgalli, Sandro Penna, Libero De Libero, Mario Luzi, Vittorio Sereni, Giorgio Caproni y Luciano Erba.

 

En las ramas de los sauces

¿Y cómo podríamos cantar
con el pie extranjero sobre el corazón,
entre los muertos abandonados en las plazas
sobre la dura hierba de hielo, el lamento
de cordero de los niños, el negro grito
de la madre que fue al encuentro del hijo
crucificado en el poste del telégrafo?
En las ramas de los sauces, por voto,
también nuestras cítaras estaban colgadas
oscilando leves en el viento triste.

Alle fronde dei salici
[da Giorno dopo giorno (1947)]

E come potevamo noi cantare
con il piede straniero sopra il cuore,
fra i morti abbandonati nelle piazze
sull’erba dura di ghiaccio, al lamento
d’agnello dei fanciulli, all’urlo nero
della madre che andava incontro al figlio
crocifisso sul palo del telegrafo?
Alle fronde dei salici, per voto,
anche le nostre cetre erano appese,
oscillavano lievi al triste vento.

Salvatore Quasimodo [da Giorno dopo giorno (1947)]. Versión de ©Juan Carlos Villavicencio.