Lautréamont (y otros poemas) – de Esteban Peicovich


Esteban Peicovich (Argentina, 1930). Autodidacta. Poeta. Periodista. De pesador de chilled y frozen beef en el frigorífico de La Plata (12 años) pasó a redactor, columnista y crítico de cine en “Clarín”. Como enviado de este periódico al extranjero recibió el Premio Nacional Kraft al mejor periodista de diarios de 1963.

Entre 1974 y 1988 vivió en Madrid y recorrió el mundo como corresponsal para diversos medios de Argentina y España. A su regreso al país fue presentador de programas de televisión (Sin verso) y de radio (Noche Abierta y Los Palabristas) 750 audiciones de este último, junto con 200 de sus entrevistas culturales, integran desde 2007 la “Fonoteca Literaria “Los Palabristas” de Esteban Peicovich”, de la Biblioteca Evans de la Universidad A&M Brian, Houston, de EE.UU.

Desde 1995 a 2008 fue columnista del periódico LA NACIÓN. Desde 2009 es columnista de PERFIL.com. Su obra literaria y periodistica incluye: “Palabra limpia de mí” (1960), “La vida continúa” (1963), “Hola Perón” (1965), “Historia viva” (1966), “Introducción al camelo” (1970), “La poetisa analfabeta” (1974), “Reportaje al futuro” (1974, España), “El último Perón” (1975, España)”, “Borges, el palabrista” (1980, España), “Instrucciones al pavo real” (1993), “La bañera azul” (1995, España) y “Poemas plagiados” (2000, España), entre otros.


EL POETA

Sol. Sol. Sol.

(Única palabra que repitió Robert Graves en una entrevista de dos horas en su casa de Mallorca, mientras me tomaba la mano y me pedía que lo paseara entre los almendros de su finca).

LAUTRÉAMONT

Traje de novia por juego de cubiertos.
Farol a mantilla por carillón a péndulo, o grabador.
Bomba de agua y pecera por máquina de coser.
Horno eléctrico por guitarra.
Traje de novia por tocadiscos.
Colección «Mundo Uruguayo» del año 1919 por discos long play de 45 revoluciones.
Tricilo para lisiado a pedal por carro de mano bien construido, un corral de alambre malla chica, un cajón para la cría de pollitos BB y un conejo grande.

(De la sección «El Club del Canje» del diario El Bien Público de Montevideo, Uruguay, 1966).

LAS MUSAS

Oh poeta,
sonrojarse como una piel descompuesta;
abrillantarse como una torre polvorienta;
gemir como una feliz lombriz;
soñar como una enorme inundación;
temblar como una locomotora roja;
¡venirse abajo como una puerta húmeda!
Las playas están orando.
¡Escucha como ahogan sus enormes labios!…
El río
parpadea
y yo estoy arrobado.

(Estos poéticos arrebatos surrealistas pertenecen a La meditación de una IBM 7094-7040 DCS, obra maestra de una computadora alimentada con 950 palabras que seleccionó la profesora de inglés Marie Borroff, de la Universidad de Yale).

Extraído de “Poemas plagiados” (2000, España)