Presentación de “el cuaderno de la rata almizclera” de Víctor Rodríguez Núñez y “desalojo de la naturaleza” de Juan Arabia | 4 de junio – 19 hs. – Caburé Libros

El lunes 4 de junio a las 19 hs., se presentarán los libros publicados por Buenos Aires Poetry “el cuaderno de la rata almizclera” de Víctor Rodríguez Núnez y “desalojo de la naturaleza” de Juan Arabia, junto a los poetas Jorge Fondebrider y Hugo Mujica en Caburé Libros (México 620, San Telmo, Ciudad Autónoma de Buenos Aires).


 

Víctor Rodríguez Núñez (La Habana, Cuba, 1955) es poeta, periodista, crítico, traductor y catedrático. Ha publicado catorce libros de poesía, casi todos premiados, siendo el más reciente despegue (Premio Internacional de Poesía Fundación Loewe, Madrid: Visor, 2016). Sus poemas escogidos han aparecido en siete países de lengua española, y en traducción al alemán, chino, francés, inglés, italiano, macedonio, serbio y sueco. Durante la década de 1980 fue redactor y jefe de redacción de la revista cultural cubana El Caimán Barbudo. Compiló tres antologías que definieron a su generación, así como La poesía del siglo XX en Cuba (Madrid: Visor, 2011). Ha traducido poesía tanto del inglés al español (Mark Strand, John Kinsella) como del español al inglés (Ida Vitale, Juan Gelman, José Emilio Pacheco). Doctor en Literaturas Hispánicas por la Universidad de Texas en Austin, es catedrático de esa especialidad en Kenyon College, Estados Unidos.

17475236_10158572696670372_807002949_o-1

1

por un cuello de abrigo sale el sol
la luna vuelve por la chimenea
hace el resto la lluvia
con su densa solución unitiva
la piña y el fenómeno
la esencia y el ciprés se corresponden
ante tu desnudez la luz se oculta
la sombra se revela como piel
en la esquina celeste acorralados
perros que nada puede desunir

lunas por todas partes
con deseos de no perderse nada
no hay más que paja seca
aura de serranía
en la brasa el cabrito que arrastraba el arroyo
soles desempañados por el vino
por la ginebra turbios
el arpegio y la imagen se sacan a bailar
la memoria en jirones
del que no estuvo allí pero se acuerda


2
PARA JOHN KINSELLA

estampan las nocturnas mariposas
su cifra en la pared
se posan en los ángulos
…………………………….las imprevisiones
donde acecha la araña
con las alas en v
…………………..marcan la elipsis
donde no se aventura la razón
en luz se vuelven fósiles
recuerdan lo que debes olvidar

los corderos manchados con asombro
rumian entre la niebla
…………………………..al reflejo oxidado
de un silo con cereal al vacío
es tierra resentida
por artes de una cruenta floración
no más escarcha cómplice
………………………………..realismo
toda la claridad
arrancada del iris por el viento

3

paisaje creacionista
como una digresión fosforescente
aquí los clavos gruñen
…………………………..con nostalgia de nudo
esa resina austral donde enterrarse
aquí el gorrión se entibia
………………………………con la fina aureola
saciado de negrura por cuajar
el párrafo musgoso
……………………….un perfil sobre trébol

pastoral de otra edad
…………………………como un ciervo arrollado
ánima que fermenta en la cuneta
aquí todo se crispa
………………………relumbra entre la nieve
esa astilla de aurora boreal
aquí la nada afina
……………………..la cuerda no vocal
la espera con su signo
un eco sin deseo


4

entre dos colibríes
………………………oscilando en la brisa
bajo la mansa luz del girasol
quemado por la noche
en la intensa ranura
de la jarra que se nos quedó afuera
perfuma la esquivez
………………………..con astucia de albahaca
fallará el horizonte
mas la luz se desnuda entre los arces

un colibrí se aquieta
………………………..en la curva acerada
detrás de su revuelo el sol se pone
restablece la línea
el trazo que Kandisky no pudo concluir
el otro colibrí por fin se esfuma
con su claro vibrar
una cruz al carbón insano juicio
un escorzo atonal
……………………..el ser bate las alas

Juan Arabia (Buenos Aires, 1983), poeta, traductor y crítico literario, egresado de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, y actual director del sello editorial y revista ‘Buenos Aires Poetry’. Ha publicado los libros: ‘John Fante. Entre la niebla y el polvo’ (El fin de la noche, Buenos Aires, 2011); ‘PosData a la Generación Beat’ (Buenos Aires Poetry, Buenos Aires, 2014); ‘El Enemigo de los Thirties’ (Buenos Aires Poetry, Buenos Aires, 2015); ‘John Fante: Camino de los sueños diurnos’ (Buenos Aires Poetry, Buenos Aires, 2016);’ El Enemigo de los Thirties’ (Ril Valley / Chile – Los Leones, 2017), ‘Il Nemico dei Thirties’ (Samuele Editore 2017, collana Scilla – Fana, Italia).

22766619_10159654449230372_1077140156_o

Desalojo de la naturaleza

Bajemos juntos a sentir el desalojo
Escuchar el viento que se mueve
por encima del trigo:
la aguda guerra de metal.

Un estruendo de plata
corroe lo vivo,
separa a cada una de las cosas
que existen en el mundo.

Caen ahora los primeras gotas.
La fiera tormenta confederada
se afianza para siempre
dentro de los muros de las ciudades.

Antiguos bosques de sangre

Los antiguos bosques de sangre
rejuvenecidos de nuevo por el sol,
y todo lo verde y su savia,
y los cuencos cegados en lo más profundo.
Todos ellos, ahora despiertos, desterrando al fósil.
Imitando al canario de Cwmdonkin Drive,
para hacer del aire algo más blanco y puro
como los rastros de un conejo.

La primera vela aferrada al mástil
que el frío de hielo y de sal bañaron,
y las dársenas y sus cadenas,
y la tripulación entera del barco oscuro.
Todos ellos, ahora festivos, saltando al vacío.
Recordando al Albatros, la balada precisa.

El primer saco de manzanas
arrojado al profundo pozo de la vejez
Y todo el néctar y su sangre,
y los incendios forestales.
Los antiguos bosques de sangre
ahora despiertos, enloquecidos,
como un cuervo expulsado de su nido frío
en la profunda noche encantada.

Los tejados del mundo

¡C´est la vie, mort de la Mort!
César Vallejo

¡Va!, nos orinan y cuentan nuestros pasos.
A nosotros que crecimos junto al sol,
y lanzamos el graznido salvaje
sobre los tejados del mundo.

Arrodillados, dentro de un charco negro y frío,
anclando nuestro destino,
anclando nuestras botellas.

Y como halcones dorados,
seres imperfectos, imprevistos,
enfrentemos la moribunda
condición de la naturaleza.

¡Va!, lancemos el último graznido.
Y todo por la eterna noche de carbón.
Todo por limpiar el fondo del estanque.

Homenaje

Ah, los huertos de Sexto Propercio,
donde caminamos descalzos
sacudiéndonos el rocío con los conejos.

¿Qué dirías ahora de aquellos
que siguen asentando las expansiones
del poder, ornamentos sin flores?

Hijos sin lira,
nada se acostumbrará a la extrañeza.
Nadie expondrá nuestro caso.

¿Qué dirías ahora, cuando tus canciones
finalmente no viajan, y todo se convierte
en ruina bajo el peso del sol y de los años?