En la penumbra, alguien toca la guitarra | Wang Yin

XIII FIP FESTIVAL INTERNACIONAL DE POESÍA DE BUENOS AIRES
Del 6 al 10 de junio de 2018〉
CCK y  otras sedes de la CABA

Wang Yin [Shanghai, China, 1962]. Poeta, escritor, fotógrafo y periodista. En 2005 publicó una colección de sus mejores poemas que abarca un período de 20 años. A esta colección le siguió Limelight [Candilejas] (2015), que combina nuevos poemas con otros incluidos en la colección anterior. Limelight recibió los premios de poesía ‘Jiangnan’ y ‘Dong Dang Zi’. Ha publicado las colecciones en francés (en traducción de Chantal chen-Andro), Ville de silence (bilingüe, 2014), Un mot de trop est threat (bilingüe, 2015), Parce Que (bilingüe), 2016. Hizo una residencia para poetas en Saint-Nazaire, Francia (2010) y ha sido invitado a numerosos encuentros y festivales en Francia, China y Singapur. Inició un programa llamado “La poesía viene al museo” (2012), donde invita a dar charlas y lecturas de poesía en el Museo de Arte de Minsheng, en Shanghai, a importantes poetas de su país y extranjeros. Desde el inicio del programa, cuarenta y seis poetas han participado de este ciclo que es uno de los más respetados de China. Este proyecto ganó el Cultural China Yearly Award otorgado por el diario Oriental Morning Post.

EN LA PENUMBRA, ALGUIEN TOCA LA GUITARRA

En la penumbra, alguien toca la guitarra
y canta a las flores rojas
quizás a las amapolas que flamean en las afueras de la ciudad
quizás a otras flores de desconocido nombre
Al amanecer, en el patio de pinos
conos han tapizado el suelo, por el jardín pasean pavorreales
Un paraguas negro, un sombrero
yacen hasta el fondo del estanque

A medianoche, debajo del puente brotan copos de nieve
sobrevuelan las cabezas y se alzan en el cielo estrellado
luego inclinan sus miradas desde lo alto
sobre la ciudad, igual que El Greco

Brotes de roja fragancia llenan las afueras
En la penumbra, alguien toca la guitarra
Los aretes de perlas que te quitaste
van y vienen, rodando sobre la mesa

chocan entre ellos con un sonido
casi inaudible; como las amapolas
que se abren, flameando suavemente; como alguien
que hace sonar de nuevo su guitarra taciturna.

 

Wang

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Del libro “Luz de calcio”, Edit. China East Normal University Press, 2015. Traducción de Radina Dimitrova