Flores del mar a la deriva | Sadakichi Hartmann


Carl Sadakichi Hartmann (1867-1944) fue un poeta, dramaturgo y crítico de arte de origen germano-japonés nacido en Nagasaki y criado en Europa que llegó a Estados Unidos en su adolescencia, instalándose primero en Filadelfia y más tarde en Nueva York.
Considerado una importante voz en la construcción del emergente canon modernista estadounidense, su obra está influenciada por el simbolismo y la literatura oriental. Escribió algunos de los primeros haikus en inglés. Fue amigo de Walt Whitman, Stéphane Mallarmé y Ezra Pound.
Entre sus trabajos se encuentran los poemarios Drifting Flowers to the Sea and Other Poems (1904) y My Rubaiyat (1913), así como ensayos de literatura y escritos de crítica del arte.

Flores del mar a la deriva

Sobre las dunas, en la menguante luz,
la luna que se eleva vierte sus rayos ámbar,
a través del somnoliento aire de la tenue, morena noche
el acre aroma de las algas escapa-
….de vastos e impenetrables espacios
……donde viento y agua se encuentran,
……..blancas flores, que se alzan de la insomne profundidad,
……….vienen a la deriva hasta mis pies.
Estremecen la orilla en una adormilada melodía,
……despliegan su flor al cielo de luz abandonado,
……..permiten una caricia a la luna que se eleva,
………..luego caen en el sopor, y se apagan, y mueren.

Blancas flores, abriéndose en la vagabunda profundidad,
como sueños de amor, que surgen del sueño,
ustedes son las canciones que soñé pero jamás canté,
pálidas esperanzas mis pensamientos solo han conocido,
vanas palabras nunca pronunciadas, bien que en la lengua,
que vientos a los sibilantes mares han soplado.
En ustedes, veo la perpetua deriva de años
……que sobrevivirá a todas las penas, sonrisas y lágrimas;
………cuando la campana del tiempo haga sonar la ruina
…………de todas las locuras de la raza humana,
……………ustedes se alzarán aún en fugitiva floración
………………y adornarán las costas del malogrado espacio.

Drifting Flowers of the Sea

Across the dunes, in the waning light,
The rising moon pours her amber rays,
Through the slumbrous air of the dim, brown night
The pungent smell of the seaweed strays-
….From vast and trackless spaces
……Where wind and water meet,
……..White flowers, that rise from the sleepless deep,
……….Come drifting to my feet.
They flutter the shore in a drowsy tune,
……Unfurl their bloom to the lightlorn sky,
……..Allow a caress to the rising moon,
……….Then fall to slumber, and fade, and die.

White flowers, a-bloom on the vagrant deep,
Like dreams of love, rising out of sleep,
You are the songs, I dreamt but never sung,
Pale hopes my thoughts alone have known,
Vain words ne’er uttered, though on the tongue,
That winds to the sibilant seas have blown.
….In you, I see the everlasting drift of years
……That will endure all sorrows, smiles and tears;
……..For when the bell of time will ring the doom
………To all the follies of the human race,
……….You still will rise in fugitive bloom
………..And garland the shores of ruined space.

Extraído de Drifting Flowers of the Sea and Other Poems, Sadakichi Hartmann, Author Edition, Harvard University, 1904. Presentación y traducción Mariano Rolando Andrade