Aniversario | Odysseas Elytis

Odysseas Elytis (nacido como O. Alepoudelis en 1911 en Creta, Grecia) fue poeta, artista visual y crítico de arte y miembro de la Generación del Treinta, movimiento que renovó la literatura moderna griega.
Estudia Derecho en la Universidad de Atenas pero abandona para dedicarse a la literatura. En 1949 es movilizado al frente albanés como oficial de reserva y en 1948, a raíz de la guerra civil en Grecia, se radica en París, donde establece amistad con Éluard, Breton, Camus, Chagall, Picasso, entre otros.
En 1952 regresa a Grecia y obtiene el Premio Estatal de Poesía en 1960. Tradujo a Safo, Éluard, García Lorca y Aragon.
En 1979 recibe el Premio Nobel. Continúa su prolífica obra hasta su muerte acaecida el 18 de marzo de 1996, en Atenas.

.

Aniversario

“… even the weariest river
Winds somewhere safe to sea!”¹

Traje hasta aquí mi vida
A esta marca que lucha
Siempre cerca del maravillosos
Juventud encima de las rocas, pecho
Con pecho hacia el viento
Dónde irá un hombre
Que otra cosa no es que hombre
Contando con el rocío sus verdes
Momentos, con agua las visiones
De su oído, con alas sus remordimientos
Ah, vida
Del niño que se hace hombre
Siempre cerca del mar cuando el sol
Le enseña a respirar del lado en que se borra
La sombra de una gaviota.

Traje hasta aquí mi vida
Blanca medición oscura suma
Unos pocos árboles unos pocos
Guijarros mojados
Dedos livianos para acariciar una frente
Qué frente
Toda la noche lloraron las esperas y no hay ya
Nadie hay ya para escuchar un paso libremente
Para despuntar una descansada voz
En la muralla las popas chapotear trazando
Nombre más glauco en su horizontes
Unos pocos años unas pocas olas
Un remar sensible
En las ensenadas alrededor del amor.

Traje hasta aquí mi vida
Amarga rajadura en la arena que se borra
-Quién vio dos ojos rozar su silencio.
Y se fundió en la solana cerrando mil mundos
Que recuerde su sangre a los otros soles
Más cerca de la luz
Hay una sonrisa pagando la llama-
Pero aquí en el paisaje ignorante que se pierde
En un mar abierto y despiadado
Se deshoja el sueño
Torbellinos de plumas
De momentos adheridos a la tierra
Tierra dura bajo las impacientes
Plantas, tierra hecha para el vértigo
Volcán muerto.

Traje hasta aquí mi vida
Piedra ofrendada al elemento acuoso
Más allá de las islas
Más abajo de la ola
En la vecindad de las anclas
-Cuando pasan quillas rajando con pasión
Un nuevo obstáculo y lo vencen
Y con todos sus delfines se acrecienta la esperanza
Logro del sol en un corazón humano-
Las redes de la duda cogen
Una forma de sal
Tallada con esfuerzo
Indiferente blanca
Que vuelve hacia el mar el vacío de sus ojos
Sosteniendo el infinito.

¹ Aunque el autor no lo consigna en ninguna de las ediciones del presente poema, nos parece bueno precisar que se trata de un fragmento del poema “The Garden of Proserpine” de Algernon Charles Swinburne (N. del T.)

Mozart: Romance

“Del concierto para piano
nº 20, KV 466”

Hermosa vida penosa
Piano lejano subterráneo
Mi cabeza se reclina en el Polo
Y las hierbas me avasallan

Ganges oculto de la noche ¿dónde me llevas?
De humos negros veo corzas
Entre la plata correr correr
Y no vivo y no he muerto

Ni el amor ni la gloria
Ni el sueño tan siquiera
De costado duermo duermo
Y oigo máquinas de la tierra que navega.

Extraído de Odysseas Elytis, Antología Inicial, Tajamar Editores, Santiago, 2015. Selección, traducción y notas de Pedro Ignacio Vicuña.