Den engelske hagen/ El jardín inglés | Henning H. Bergsvåg

Henning H. Bergsvåg (Bergen, 1974) es uno de los poetas noruegos más aclamados de nuestros días. Estudió en la Academia de Escritura de Noruega, así como en las universidades de Gothenburg y Bergen. Ha publicado seis libros de poesía: Newfoundland (2000), Nattarbeid (2003), Nemesis (2007), Over elven Tweed (2010), Den engelske hagen (2013), y Du er ikke her (2016), todos con la editorial Gyldendal. Organizó con Tomas Espedal Bergsvåg dos ediciones del FIP de Bergen (2000 y 2002), y desde 2007 es miembro de la dirección de la Asociación de Escritores de Noruega. Para más información, ver: henningbergsvag.com

Et øyeblikk, uskyldig lek
en enorm park, et savn

omgitt av murer,

små bekker, brønner, bjelletårn,
paviljonger, kirsebærtrær, steinbroer,
templer, ruiner, lysthus.

Herfra et skrik.

Noen erfarer smerte i diktet.

Fra benken min hører jeg også
den drømmende bekken og fuglesang,
kastanjer som faller.

Un momento, un juego inofensivo
en un parque enorme, una ausencia

rodeada de muros,

pequeños arroyos, pozos, campanarios,
pabellones, cerezos, puentes de piedra,
templos, ruinas, quioscos.

Desde aquí un grito.

Alguien siente dolor en el poema.

Desde mi banca escucho también
el arroyo que sueña y cantos de pájaros,
castañas que caen.

Det er noen her som ligner på deg.

Parken lyses opp langsomt, gjennomlyses, eller
slukkes. Hver dag jeg våkner, er solen
lenger unna. Er denne planeten i bevegelse utover,
sirkler den mot en utvei?

Svimmelheten varierer med lysforholdene. Når solen får
gresset til å flamme i sølv, er det like før jeg forsvinner helt.

Hay alguien aquí que se parece a ti.

El parque se aclara despacio, está iluminado, o
se apaga. Cada día me despierto, el sol está
más lejos. ¿Este planeta se está moviendo hacia afuera,
girando hacia una salida?

El mareo varía con las condiciones lumínicas. Cuando el sol hace
platear en llamas el pasto, es justo antes de que me desvanezca del todo.

Fra et bestemt punkt i parken strømmer lyset i alle retninger.

Luft, blomster, planter, benker, gressplener. De bytter
posisjoner til det ugjenkjennelige.

Du kan selv velge fargen på himmelen. Sett inn
en farge som passer. Tre anleggsgartnere planter en
blodbøk. Den kommer til å være borte i morgen.

Du blir skremt.

Desde un punto dado del parque emana la luz en todas direcciones.

Aire, flores, plantas, bancas, céspedes. Intercambian
posiciones hasta lo irreconocible.

Tú puedes elegir el color del cielo. Ponle
el color que te convenga. Tres jardineros plantan
un haya roja. Mañana habrá desaparecido.

Estarás aterrado.

Sigarettene gjør meg svimmel. Sitter så vidt
oppreist på benken. Statuene her
endrer seg hver dag. Barn løper omkring i
parken i sirkler, i planetenes baner.

Parkens grunnleggende bestanddeler. Trær, plener, blomster,
benker, dammer, en paviljong, luft. Avstand.
Skrift kan aldri bli utsatt. En
suspekt trygghet.

Los cigarrillos me marean. A duras penas me siento
erguido en la banca. Las estatuas aquí
cambian cada día. Los niños corren alrededor
del parque en círculos, en órbitas planetarias.

Los elementos básicos del parque. Árboles, céspedes, flores,
bancas, estanques, un pabellón, aire. Distancia.
Lo escrito nunca podrá exponerse. Una
sospechosa seguridad.

Jeg skulle ønske menneskene fortsatt fantes.

Fuglene flyr over muren, forsvinner i løse luften.
Umiddelbart opphøyet.

Jeg savner deg sånn. Fingeravtrykkene dine er støpt
inn i huden min.

Skulpturer oppstår, øyeblikk fryses, vindkast,
stilnet bevegelse, imaginære kropper.

Me gustaría que aún existieran las personas.

Los pájaros vuelan sobre el muro, desaparecen en el aire ligero.
Se elevan enseguida.

Así te extraño. Tus huellas dactilares están moldeadas
dentro de mi piel.

Aparecen esculturas, el momento se congela, sopla el viento,
movimiento en calma, cuerpos imaginarios.

Hver minste bevegelse teller. Huden formes
helt til den blir din. Et øyebryn løftet, en
tur langs elven i kveldsbrisen.

Du sa: Gjør det du vil med meg.

Jeg sa: Du er min. Åpne munnen.

Åpne munnen for meg.

Hvordan du rykket til da jeg la hånden min på skulderen din.
Første gangen du så meg med kropp.

Cada pequeño movimiento cuenta. La piel se moldea
hasta hacerse tuya. Una ceja levantada, un
paseo por el río en la brisa vespertina.

Dijiste: Haz lo que quieras conmigo.

Dije: Eres mía. Abre la boca.

Abre la boca para mí.

Cómo saltaste cuando posé mi mano sobre tu hombro.
Primera vez que me viste con cuerpo.

Steinleppene dine, kalde som hos en død, sluttet i seg selv.
Til tider blir ansiktet ditt så utydelig at vi kan gå rett forbi hverandre.

Jeg er i dette landskapet, og har det samme landskapet inni meg.

Synets konsistens.

Skjelettfugler.

Underlig. Blomstene dufter ikke.
En elv. Det er en elv her.

Tus labios pétreos, fríos como en un muerto, de suyo cerrados.
A veces tu cara se hace tan borrosa que podemos pasarnos de largo el uno al otro.

Estoy en este paisaje, y tengo el mismo paisaje dentro.

Consistencia de la mirada.

Pájaros esqueléticos.

Extraño. Las flores no huelen.
Un río. Hay un río aquí.

Jeg noterer på løse ark, baksiden av gamle
regninger, kvitteringer. Jeg holder det
ikke ut. Privilegiet, friheten innenfor
disse murene.

Alt er lov. Det får ingen
konsekvens. Finne ut hvorfor
jeg mislykkes med diktet.

Jeg sitter og tar på meg selv. Kjenner, stryker
hver millimeter av kroppen din. Til den
har naturlig størrelse.

Anoto en hojas sueltas, al dorso de
viejas cuentas, recibos. No lo
soporto. El privilegio, la libertad dentro
de estos muros.

Todo está permitido. No tiene ninguna
consecuencia. Aclara por qué
fracaso con el poema.

Me siento y me encargo de mí mismo. Siento, acaricio
cada milímetro de tu cuerpo. Hasta que
tiene tamaño natural.

Jeg blir styggere for hver dag. Ansiktet oppblåst, linjer
utviskes, bleikere, feitere. Øynene trekker seg
inn. Små stikkende pupiller. Skarpe
hakk, som av fuglenebb, nattfugler.

Skulpturene fremstår som fotografert. De lar seg
bare beskue fra en enkelt vinkel av
gangen. De er uten egen hukommelse. Holder
hendene foran ansiktet, beskytter seg mot
lyset, blikket.

Me haré más feo cada día. La cara hinchada, las líneas
se desdibujan, más borrosas, más gordas. Los ojos se
retraen. Pequeñas pupilas punzantes. Afiladas
muescas, como de picos, pájaros nocturnos.

Las esculturas aparecen como fotografiadas. Se dejan
contemplar tan sólo desde un ángulo
a la vez. No tienen memoria propia. Sostienen
las manos ante el rostro, se protegen contra
la luz, la mirada.

Et vesentlig tomrom,
umulig å nå inn til.

En lengsel tilbake til tingene.

Jeg gir det et sted å være. Dette
ingenting. Denne hagen.

Det er alt.

Un vacío esencial,
imposible de penetrar.

Un anhelo retorno a las cosas.

Le doy un lugar donde estar. Esta
nada. Este jardín.

Es todo.

Du sa: Gjør det du vil med meg.
Her begynner historien.
Du sa: Enhver overflate grenser til døden.

Fikk så vidt tak i hendene dine da du forsvant.

Jeg oppfattet dem først som mine egne.
Linjer, skår, hevninger, setninger,
kjøtt, bokstaver, blodårer.

Jeg elsker deg og er derfor alltid to steder..

Dijiste: Haz lo que quieras conmigo.
Aquí comienza la historia.
Dijiste: cada superficie colinda con la muerte.

Apenas pude tomar tus manos cuando desapareciste.

Las percibí primero como las mías propias.
Líneas, cortadas, elevaciones, frases,
carne, letras, venas.

Te amo y por tanto estoy siempre en dos lugares..


Traducción de Juan Gutiérrez-Maupomé. COLABORACIÓN ENVIADA POR VÍCTOR RODRÍGUEZ NÚÑEZ | BUENOS AIRES POETRY, 2018.