Con calma, atravesamos este día de abril | Delmore Schwartz

Delmore Schwartz (Brooklyn, 1913 – NY, 1966) cursó estudios en las universidades de Harvard y de Nueva York. Durante los años treinta y cuarenta fue uno de los principales referentes de la vida literaria de Greenwich Village. En 1959, obtuvo el Premio Bollingen, por su colección de poesía Summer Knowledge. Dio clases de escritura creativa en diversas instituciones, incluyendo Syracuse, Princeton y Kenyon College. Murió en 1966, alcoholizado y aquejado de problemas de salud mental, en el Hotel Marlon, donde vivió aislado y apartado del mundo. Entre sus títulos se destacan: Shenandoah and Other Verse Plays (New Directions, 1941); Genesis: Book One (New Directions, 1943); The World Is a Wedding (New Directions, 1948) y Vaudeville for a Princess and Other Poems (New Directions, 1950).

Con calma, atravesamos este día de abril

Con calma, atravesamos este día de abril,
Poesía citadina, aquí y allá,
Indigentes y usureros sentados en el parque,
Los niños gritan, el automóvil
se aleja fugitivo por nuestro lado,
Entre el obrero y el millonario,
El Número habilita toda distancia,
Es mil novecientos treinta y siete,
Ausentes están muchos de los nuestros
¿Qué será de ti y de mí
(Esta es la escuela en que aprendemos)
más allá de las fotografías y la memoria?
(…que el tiempo es el fuego en que ardemos)

(Esta es la escuela en que aprendemos)
¿Qué es el yo en medio de este fuego?
Lo que soy ahora es lo que fui,
Lo que viviré y soportaré otra vez,
La Teodicea que escribí en la secundaria
Regeneraba la vida desde la infancia,
¡Los bulliciosos niños esplenden mientras corren
(Esta es la escuela en que aprendemos)
Completamente enloquecidos en su juego pasajero!
(…que el tiempo es el fuego en que ellos arden.)

¡Tan ávida su prisa, ese fuego nervioso!
¿Dónde están mi padre y Eleanor?
No dónde están ahora, llevan muertos siete años,
Sino ¿qué fueron entonces?
¿Nada más? ¿Nada más?
Desde mil novecientos catorce hasta hoy,
Bert Spira y Rhoda se consumen, consumen
No el lugar donde están ahora (¿ahora dónde están?)
Sino lo que entonces eran, hermosos los dos;

Cada minuto estalla en la habitación en llamas,
El mundo gira trémulo en el fuego solar,
Expulsando de sí lo trivial y lo único.
(¡Cómo destellan las cosas! ¡Cómo refulgen!)
¿Qué soy yo ahora que era ya entonces?
Que la memoria restituya una y otra vez
El más pequeño color del día más breve:
El tiempo es la escuela en que aprendemos
El tiempo es el fuego en que arder.

Calmly We Walk Through This April’s Day

Calmly we walk through this April’s day,
Metropolitan poetry here and there,
In the park sit pauper and rentier,
The screaming children, the motor-car
Fugitive about us, running away,
Between the worker and the millionaire
Number provides all distances,
It is Nineteen Thirty-Seven now,
Many great dears are taken away,
What will become of you and me
(This is the school in which we learn…)
Besides the photo and the memory?
(…that time is the fire in which we burn.)

(This is the school in which we learn…)
What is the self amid this blaze?
What am I now that I was then
Which I shall suffer and act again,
The theodicy I wrote in my high school days
Restored all life from infancy,
The children shouting are bright as they run
(This is the school in which they learn…)
Ravished entirely in their passing play!
(…that time is the fire in which they burn.)

Avid its rush, that reeling blaze!
Where is my father and Eleanor?
Not where are they now, dead seven years,
But what they were then?
No more? No more?
From Nineteen-Fourteen to the present day,
Bert Spira and Rhoda consume, consume
Not where they are now (where are they now?)
But what they were then, both beautiful;

Each minute bursts in the burning room,
The great globe reels in the solar fire,
Spinning the trivial and unique away.
(How all things flash! How all things flare!)
What am I now that I was then?
May memory restore again and again
The smallest color of the smallest day:
Time is the school in which we learn,
Time is the fire in which we burn.

Extraído de Poetry Magazine| Traducción de Rodrigo Arriagada Zubieta para Buenos Aires Poetry, 2020.