Un Murciélago en el Camino | Seamus Heaney

Seamus Heaney (1939-2013) nació en Bellaghy, Castledawson, condado de Derry, Irlanda del Norte. Publicó su primera colección de poemas, Death of a naturalist en 1966. Su poesía está anclada en los contextos físicos y rurales de su infancia. A medida que se desarrolla su obra, esos escenarios se convierten en el foco de una búsqueda arqueológica de los mitos e historias que han contribuido a configurar la violenta situación política de Irlanda del Norte, que sólo ha tratado abiertamente en North (1975). Otros libros suyos son: Door into the Dark (1969), Wintering Out (1972), Field work (1979), Station Island (1984), The Haw Lantern (1987), Seeing things (1991), The Spirit Level (1996) y Electric Light, entre otros. En 2000 publicó una traducción al inglés moderno del poema épico anglosajón Beowulf que se convirtió en un auténtico best seller en el Reino Unido y en Estados Unidos.

Definido por Robert Lowell como el miglior fabbro después de W.B. Yeats. si vasta y notable producción en el mundo de las letras lo hizo merecedor de múltiples reconocimientos, entre ellos, el Premio Nobel de Literatura de 1995. 

Un Murciélago en el Camino

Un alma murciélago despierta a la conciencia de sí misma
en la oscuridad, en secreto, en soledad.

Capaz serías de alzar un sombrero viejo entre los dientes de un trinche
y recorrer la boca del puente por el sutil placer
de un cierto batir de alas. Delgadas telarañas,

uñas infantiles que se clavan al tafilete…
Pero no la bajes, no interrumpas otra vez su vuelo,
no la niegues; en esta ocasión, déjala en libertad.

Sigue su aleteo de murciélago bajo el puente de piedra,
la vía de ferrocarril rumbo al centro del país y Escocia,
y suéltala ahí, en la oscuridad.

En un instante proyectará sombras sobres los laureles, brillantes como la luna,
o rozará la red cubierta de una cancha de tenis.
En un instante te habrá sacado ventaja en el camino.

¿Qué te propones? Sigues desviándote,
volando ciegamente sobre calderos y alambradas,
invitada por la caricia de una palabra como peignoir,

cruje y resplandece fugaz, seda tornasolada, la cautela de las inundaciones,
Tan cerca de mí que la oía respirar,
y ahí junto a la ventana iluminada tras los árboles

cuelga en enredaderas bordeando la mampostería,
ya es una hoja mojada volando en la avenida,
ya se halla suavemente cubierta por las sombras trepadoras

junto a las Rejas Blancas. ¿A quién se le hubiera ocurrido? En las Rejas Blancas
Los dejó hacer su voluntad. Quédate colgada
el tiempo que te plazca. No hay nada que esconder.

A Bat on the Road

A batlikesoulwaking to consciousness of itself in
darkness and secrecy and loneliness

You would hoist an old hat on the tines of a fork
and trawl the mouth of the bridge for the slight
bat-thump and flutter. Skinny downy webs,

babynails clawing the sweatband … But don’t
bring it down, don’t break its flight again,
don’t deny it; this time let it go free.

Follow its bat-flap under the stone bridge,
under the Midland and Scottish Railway
and lose it there in the dark.

Next thing it shadows moonslicked laurels
or skims the lapped neck on a tennis court.
Next thing it’s ahead of you in the road.

What are you after? You keep swerving off,
flying blind over ashpits and netting wire;
invited by the brush of a word like peignoir,

rustles and glimpses, shot silk, the stealth of floods
so close to me I could hear her breathing
and there by the lighted window behind trees

it hangs in creepers matting the brickwork
and now it’s a wet leaf blowing in the drive,
now soft-deckled, shadow-convolvulus

by the White Gates. Who would have thought it ? At the White Gates
She let them do whatever they liked. Cling there
as long as you want. There is nothing to hide.

Extraído de Seamus Heaney, Obra Reunida. Traducción e Introducción de Pura López Colomé | Trilce Ediciones, Conaculta, Universidad Autónoma de Nuevo León | Buenos Aires Poetry, 2020.