Diarios:19 de julio (1916) | Franz Kafka

Extraído de Franz Kafka, Tagebücher 1910-1923 (Diarios) | Traducción de Feliu Formosa, 1975. 

19 de julio.

Sueña y llora, pobre raza,
no hay camino, lo has perdido.
¡Ay!, es tu saludo por la noche y también por la mañana.

No quiero nada, se me llevan
las manos del abismo, que se extienden
para arrastrarme, impotente, hacia el fondo.
Pesadamente caigo en las manos ávidas.
Resonaba desde el fondo montañoso
un lento discurso. Atentamente lo escuchábamos.

Ah, máscaras del infierno, muecas veladas
se llevaron mi cuerpo oprimido contra el suyo.

Una larga caravana, una larga caravana
se lleva a quien no está preparado.

Extraña costumbre judicial. En su propia habitación, el condenado a muerte es apuñalado por el verdugo sin que asistan otras personas. Está sentado junto a su mesa y acaba la carta en la que dice: Oh bienamados, ángeles, donde flotan ignorantes fuera del alcance de mi mano terrena… (se interrumpe).

•-•-•

Kafka