Rebeldías Líricas | José Domingo Gómez ROJAS

_

José Domingo Gómez Rojas (1896-1929). Poeta, ensayista, dramaturgo, novelista. Un talentoso orador que podía improvisar discursos de horas y la multitud le rogaba para que siguiera hablando. Evangélico, anarquista, místico. Entre los grandes talentos de la poesía chilena que fallecieron prematuramente, ninguno pareció tan evidente y enorme, ni fue tan desgarradoramente sentido como el suyo. Quizá porque, pese a todo, Gómez Rojas sí alcanzó a escribir ese puñado de poemas maestros, insondables y definitivos. Sobre él escribió Pablo Neruda: “Domingo Gómez Rojas, joven esperanza de la poesía chilena, enloqueció y murió torturado en un calabozo. La repercusión de este crimen, dentro de las circunstancias nacionales de un pequeño país, fue tan profunda y vasta como habría de ser el asesinato en Granada de Federico García Lorca.”

Divinidad

Como un milagro siento que la vida
florece con la sangre de mi herida.

(Sobre mi corazón pongo la mano…
Siento como se pudre mi tristeza).

El éxtasis de Dios es mi belleza
y el éxtasis de Dios no está lejano.

(Tiembla mi corazón estremecido:
sobre mi corazón Dios se ha dormido).

Alma

Ya mi alma está de par en par abierta.
(Rechinaron los goznes de la puerta)…

Ya por los laberintos de mis dudas
entraron, lentamente, las estrellas desnudas.

Un sol invertirá mi limbo obscuro,
(nacerá, fatalmente, lo futuro)…

Ya mi alma está de para en para abierta.
(La eternidad sobre la tierra muerta).

Extraído de José Domingo Gómez Rojas, Rebeldías Líricas (Antología). Santiago de Chile, Ediciones Universidad Diego Portales, 2020 | Buenos Aires Poetry, 2020.