Borges en Escocia | Jay Parini

Jay Parini (1948) es poeta, novelista, biógrafo, editor y crítico literario. Nació en Pittston, Pensilvania y se crió en Scranton. Obtuvo una licenciatura en Lafayette College y un doctorado en la Universidad de St. Andrews en Escocia.
En una entrevista posterior al lanzamiento de Why Poetry Matters (2008), Parini afirmó: “La poesía es un lenguaje adecuado a nuestra experiencia. Nos enseña cómo vivir nuestras vidas, cómo ubicar y describir la vida interior. Creo con mucha confianza que la poesía mejora nuestro sentido del mundo espiritual al unirnos estrechamente, casi físicamente, al mundo material”.

Es autor de varios libros de poesía, entre ellos The Art of Subtraction: New and Selected Poems (2005), House of Days (1998), Town Life (1988) y Anthracite Country (1982). Ha editado The Wadsworth Anthology of Poetry (2008), The Oxford Encyclopedia of American Literature (2004), The Norton Book of American Autobiography (1998) y The Columbia History of American Poetry (1994).

Sus novelas incluyen The Apprentice Lover (2002), Benjamin’s Crossing (1997) y The Last Station (1990) y la reciente y aclamada Borges y yo, publicada el mes pasado en Argentina.

Su prosa de no ficción incluye las biografías Jesus: The Human Face of God (2013), One Matchless Time: A Life of William Faulkner (2004), ganador del premio Chicago Tribune – Heartland Robert Frost: A Life (2000) y John Steinbeck: A Biografía (1994).

Actualmente es profesor de literatura inglesa en Middlebury College, Vermont.

Borges en Escocia

En el lúgubre jardín de Pilmour
vi al viejo Borges, ciego apoyado
en su bastón entre los troncos de hierro de las hayas,
un dosel oscuro de viento como garras por encima de él.

Ráfagas de viento salado balancearon los árboles,
ondulando las plumas del piso de helechos.
“Son torres”, dijo, abriendo las orejas como palmas,
los faros vacíos de sus ojos se encendieron.

Entonces Borges escuchó y eran pájaros.
Una nube de hollín se levantó, ennegreciendo el mundo,
el trueno de mil pájaros
que lo llamó ahora por su nombre: Borges, Borges.

Borges in Scotland

In the dismal garden ar Pilmour
I watched old Borges, blind man leaning
on his stick among the iron trunks of beech,
a wind-dark canopy of claws above him.

Gusts of salt wind swayed the trees,
rippling the feathers of the bracken floor.
“It´s rooks,” he said, ears opening like palms.
The empty headlight of his eyes turned up.

So Borges listened and was birds.
A soot-cloud rose, world-blackening,
the hard-by thunder of a thousand birds
who called his name now: Borges, Borges.


Extraído de Jay Parini, The art of subtraction : new and selected poems, New York : George Braziller, 2005, p. 52 | Traducción de Juan Arabia | Buenos Aires Poetry, 2021 | Imagen: Jorge Luis Borges on the terrace of his house. Photograph: MP/Leemage