Dos poemas de Ingrid BRINGAS

Yo quisiera ser Verlaine

yo quisiera ser Verlaine el de la mano ensangrentada
el que busca zafiros con espíritu revolucionario
boca negra
la nueva oscuridad
yo quisiera un Rimbaud que escriba mis memorias
que las tire al desierto
que las venda como diamantes
yo quisiera ser Verlaine para apuntar con tus labios lo más importante
abrirte con una navaja el corazón
no hablar ya
basta el silencio
quiero que me cuentes tu regreso la misma historia
afuera todo , el olor metálico del asfalto
ya no quedan viajes
me parezco a la pistola de tu mano , yo quisiera ser Verlaine

Canción roja para el niño loco

J’entre au vrai royaume des enfants de
Cham.
Arthur Rimbaud

nadie ha sido demasiado loco
nadie ha sido demasiado niño
y he aquí que empieza la música , la que habla de nuestros fracasos
la que habla del gato que te devoró las tripas de niño
mientras se te pegaba el cielo en los párpados
en 1994 mi padre cantaba una canción y mi corazón era un solar,
…………………………………/ flotaba sobre el río
y en su boca habitaba mi nombre
y en mi nombre habitaba tu nombre abaleado por la locura
canta la ciudad con las palmas abiertas esperando a la muerte
canto buscando otro cadáver
acecharemos las ruinas de la infancia
el atardecer rojo y opaco
nadie ha sido demasiado loco
nadie ha sido demasiado niño
en cada lengua la palabra veneno
despellejarse los años y cantar húmedos de estrellas
arrancarse la piel
cantar.

 

∇ Ingrid Bringas (Monterrey, N.L, México, 1985). Colabora con poesía en diversas revistas impresas y digitales nacionales e internacionales parte de su obra ha sido traducida al inglés y francés y ha sido publicada en editoriales cartoneras en Sudamérica, España y Francia. Publicaciones: Antología de Escritores por Santa Catarina (CONARTE,2014), Antología “Extática” de poesía femenina ( SaltoMortal,2015), La Edad de los Salvajes ( Editorial Montea ,2015)