El Instante Magnético – Gerald BRENAN

Estos versos son la obra de un poeta ocasional que cuando era joven abandonó la poesía por la prosa porque necesitaba ganarse la vida. Ese poeta pospuesto soy yo. No fue hasta cumplir los cincuenta cuando comencé a escribir versos de nuevo y fue sólo porque estaba de vacaciones. Aunque continué después de esto esbozando de manera ocasional poemas breves, mi cabeza andaba demasiado ocupada con la prosa en la que estaba trabajando como para dedicarle tiempo a ese proceso constante de preparación y experiencia que requiere el poeta serio. No fue hasta la sesentena cuando comencé a encontrar la vena que me convenía y después de tres meses de trabajo continuo me vi obligado a parar. Los poemas que escribí entonces constituyen la mayor parte de este volumen, pero he añadido al final unos pocos que se escribieron algunos años antes. Estos poemas son inéditos y su publicación me genera cierta desconfianza, sobre todo porque no casan con el estilo de la poesía contemporánea. Sin embargo, para un poeta aficionado los versos que han brotado de élsiempre le parecerán algo milagroso, ya que son el registro de los momentos más elevados de su experiencia, de modo que los preferirá a cualquier cosa que escribiera en el medio más apagado de la prosa. Por esta razón, he preparado esta pequeña antología de poemas con la esperanza de que algunos de ellos toquen la fibra sensible de algunos lectores.

Octubre, 1977
G. B.

LA LUNA URDE EL SILENCIO

Vi los cipreses.
Vi las estrellas de agujas.
Pero la luna urde el silencio.

Los grandes pinos se agitaron.
El cielo permanecía azul como una serpiente.
Pero la luna urde el silencio.

¿De qué sirve decir
el mundo es bello, hermoso,
cuando la luna urde el silencio?

Todo habla de amor.
Todo habla de la noche.
Pero la luna urde el silencio.

Se hace el silencio fuera.
Se hace el silencio en el interior.
La luna urde el silencio.

Se hace el silencio en mí.
Se hace el silencio en ti.
La luna urde el silencio.

THE MOON MAKES THE SILENCE

I saw the cypress trees.
I saw the needle stars.
But the moon makes the silence.

Ce great pine trees shook.
Ce sky was blue as a snake.
But the moon makes the silence.

What is the use of saying
Ce world is beautiful, beautiful,
When the moon makes the silence?

Everything speaks of love.
Everything speaks of night,
But the moon makes the silence.

It makes the silence without.
It makes the silence within.
Ce moon makes the silence.

It makes the silence in me.
It makes the silence in you.
Ce moon makes the silence.

AVES FÉNIX

En la calle los amantes conversan,
intercambian elogios.
Entre sus formas, mis pensamientos tristes caminan:
aves Fénix a la caza de palomas.

Aves Fénix rotas y rayadas y grises,
todavía furiosas por una vida enfurecida.
El fuego que consume sus venas durante el día
lega al anochecer un remanente de sangre y ceniza.

PHOENIXES

Out in the street the lovers talk,
exchanging bouquets of themselves.
Among their shapes my sad thoughts walk,
phoenixes looking for their doves.

Phoenixes torn and scratched and grey,
yet raging with an angry life.
the fire that burns their veins all day
leaves both new blood and ash at night.

∇ Extraído de El instante magnético, por Gerald Brenan.Carlos Pranger. Editorial Confluencias.