Poesía Irlanda: Gerald Dawe

Gerald Dawe (1952) nació en Belfast y estudió en la Orangefield Boys´ School, en la New University of Ulster y en el University College de Galway. En esta última institución enseñó por un tiempo hasta su instalación en Dublín, donde hoy reside y enseña en el Departamento de Inlgés del Trinity College. En 1986 fundó la revista literaria Krino.
Su obra incluye Sheltering Places (1978), The Lundys Letter (1985), Sunday School (1991) y Heart of Hearts (1995).


La campaña del desierto

En una excursión a Donaghadee
me siento de buen humor,
escrutando la bahía
como un verdadero capitán de barco.

Por supuesto hay mujeres
con camisas floreadas
y, cubriéndose con
diarios, las abuelas

teñidas de azul brillante charlan
sobre cómo arreglárselas para vivir y observan
a sus hijas con estrías
comportándose como ellas solían hacerlo,

mientras los distintos maridos,
desacostumbrados al sol,
se desabrochan las camisas o permanecen
torpemente en la orilla del mar.

Estoy bombardeando en picada
bajo el muro de la rambla,
dejando tras de mí
una ciudad en ruinas y

sentado de rodillas
descubro un oasis
donde ardientes lascivas conducen
bestias velludas a beber.

The desert campaign

On a day-trip to Donaghadee,
I am free and easy,
scanning eyes over the bay
like a real sea-captain.

There certainly are women
in floral printed skirts
and, settling through news-
papers, grandmothers with

bright blues rinses chat
about making do and watch
stretch-marked daughters
carry on the way they used to,

as the various husbands,
unaccustomed to the sun,
unbutton shirt-front or stand
giddily at the water´s edge.

I am dive-bombing
beneath the promenade wall,
leaving in my wake
a ruined city and on

my bended knees
discover an oasis
where sultry hussies drive
shaggy beast to drink.

El reloj en una pared de Farringdon Gardens, Agosto de 1971

Soy el reloj en una pared
de Farringdon Gardens. Me paré
abruptamente a las 7.30. Trataron

de sacarme
del incendio. Recuerdo
el silbido del humo.

Pero en el apuro
me dejaron ahí
como si nada hubiera ocurrido.

Parte de mi tarea es
no entrar en pánico.
Soy regular y confiable

y despierto cada mañana
para trabajar –
un baluarte de mi sociedad,

pero cuando el fuego
estalló y las ventanas
se rompieron como hielo

me arrancaron
y me dejaron bajo este cielo
para apoyarme indefenso,

mis resortes y bobinas
y profundas campanadas pararon
a las 7.30.

Entonces si se topan
conmigo en su lectura –
una foto quizás en alguna

historia ilustrada –
recuerden las paredes ennegrecidas
y las casas sin tejados,

lo que ocurrió
delante de los tres monos
y de las repisas astilladas,

en los fondos de
los lavaderos y en los dormitorios
del frente, delante

de los televisores
arrojados a los jardines
prolijamente cuidados, piensen

sólo un poco
en el tiempo que llevo observando
a esas distintas personas

que dejaron sus vidas
en mis manecillas
apoyado en una pared de Farringdon Gardens.

The Clock On A Wall of Farringdon Gardens, August 1971

I am the clock on a wall
of Farringdon Gardens. I
stopped dead at 7.30. They

tried to take me away
from the burning. I remember
the whooshing smoke.

But in the rush
I was left here
as if nothing had happened.

Part of my task is
not to get panicked.
I’m regular and reliable

and wake each morning
for work –
a bulwark of my society,

but when the fires
started and the windows
cracked like ice

I was snatched up
and out under this sky
to sit defenceless,

my springs and coils
and deep chimings stopped
at 7.30.

So if you come
across me in your reading –
a photo perhaps in some

glossy history –
remember the blackened walls
and roofless houses,

of what went on
before the three monkeys
and chipped mantelpieces,

in the backs of
sculleries and in front
bedrooms, before

the televisions
landed in tidily grown
gardens, think

just a little
of my time watching
these different people

who left their lives
in my hands
sitting on a wall of Farringdon Gardens.


TRADUCCIÓN DE ©JORGE FONDEBRIDER




EXTRAÍDO DE POESÍA IRLANDESA CONTEMPORÁNEA, EDICIÓN BILINGÜE. SELECCIÓN, TRADUCCIÓN PRÓLOGO Y NOTAS DE JORGE FONDEBRIDER Y GERARDO GAMBOLINI, LIBROS DE TIERRA FIRME, BUENOS AIRES.