Cinco poemas | Ernesto González Barnert

Ernesto González Barnert (Temuco, Chile, 1978) es productor cultural de la Fundación Pablo Neruda, donde organiza eventos culturales en el Espacio Estravagario. También es editor y cineasta. Ha recibido por su obra poética el Premio del Consejo Nacional del Libro a Mejor Obra Inédita 2015, el Premio Nacional Eduardo Anguita 2009 y el Premio de Honor Pablo Neruda de la U. de Valparaíso 2007, además de varias menciones. Ha sido becario de la Fundación Pablo Neruda, de la Fundación Mustakis-Biblioteca Nacional y del Centro Cultural España. Actualmente reside en Santiago de Chile. Entre sus últimos libros publicados está la antología de su obra “Equipaje ligero” realizada por Mauro Quesada para el sello trasandino La Carretilla Roja y la reedición también en argentina de su obra “Trabajos de luz sobre el agua” en HD ediciones durante el 2017.

De Trabajos de luz sobre el agua

MI ABUELA SE METÍA UNA PIEDRA EN LA BOCA
y se ponía a leer en voz alta.
Te obligaba a imitarla
tardes enteras cuando la visitabas.
Para hablar correctamente decía.
Pronunciar bien cada palabra
mientras te miraba fijo a los ojos,
sin descanso.

BÁSTENOS ESCRIBIR, LOS CAPRICHOS
de una obra menor,
este joderse al servicio de lo inútil.
Demasiada luz ha golpeado
en el agua liosa y la noche arrecia.
Bástenos escribir, echar de ver:
Nadie aprendió de nuestros errores.
Vivir es otra lengua.

TE OFREZCO EL SUAVE CALOR DE UNA VIDA EN LLAMAS.
Una luz que no admite sombras al decir te quiero.
Todo el mar diciéndome que me calme.
Así te guardes del fuego en la quemadura del hielo
o deba reencontrarte con pequeños incendios de cerillas
en tu silencio.
Te ofrezco lava, amor de veras, mi cortejo perpetuo
apenas sofocado por estas paladas de tierra.

De Playlist

QUIZÁ AHORA ENTIENDA A LISZT
cuando decía llevar una tristeza profunda en el corazón
que de vez en cuando necesita estallar en sonido.
Acaso sea la de esta página sobre otra
escrita de tirón apenas después de dejar caer la bolsa de basura
en el ducto del edificio. Un golpe
que detona otro, nimio, analgésico, antes de que el sol
se vaya por completo.

De Cul de sac

Y SI TE AMO
es porque eres capaz de meterme
en el maletero de tu mente
amarrado de pies y manos,
la boca con cinta adhesiva
mientras avanzas por un camino secundario
entre parcelas de agrado
cuidadas por perros asesinos
patrones y siervos
que no apuntan a los pies
sino a la cabeza.

 

 |COLABORACIÓN ENVIADA POR RODRIGO ARRIAGADA-ZUBIETA | BUENOS AIRES POETRY, 2018.