Viajes (II) | Hart Crane

EL POETA NORTEAMERICANO HART CRANE (1899-1932) DIFÍCILMENTE PUEDA SER COMPARADO CON ALGÚN OTRO POETA ESTADOUNIDENSE. AL IGUAL QUE RIMBAUD, SUPERÓ A TODOS LOS EXTRAORDINARIOS POETAS DESDE UNA EDAD MUY TEMPRANA. DE UN SUICIDIO MITOLÓGICO (SALTÓ DE UN BARCO LUEGO DE SALUDAR AL PUENTE DE BROOKLYN CON SÓLO 32 AÑOS), ACASO SU OBRA ENCIERRA NUEVOS MISTERIOS Y PROFECÍAS.

“VOYAGES”, POEMA DE VI PARTES INCLUIDO AL FINAL DE WHITE BUILDINGS, FUE ESCRITO ENTRE OCTUBRE DE 1921 Y ABRIL DE 1926.

VIAJES II

—Y aun este gran parpadeo de eternidad,
de inundaciones desbordadas, sotaventos desatados
tejidos de seda laminada y peregrinada donde
su vasto vientre de Ondina se inclina hacia la luna,
se ríe de los envolventes giros de nuestro amor;

Toma este mar cuyo diapasón toca las campanas
de oraciones en papiros de plata nevada
el terror imperial de cuyas sesiones destruye
según sea su enfermo o sano semblante
todo excepto las piedad de las manos de los amantes.

Y hacia delante, mientras las campanas de San Salvador
saludan el lustre azafrán de las estrellas,
en estas praderas de flores de pascua de sus mareas,—
adagios de islas, ¡Oh, mi Pródiga!
completa las oscuras confesiones que sus venas deletrean.

Observa cómo sus hombros que giran arrastran las horas,
y se apresura mientras sus opulentas manos sin dinero
sobrepasan la escritura de las olas y la espuma encorvada,—
Apresúrate, mientras sean verdaderas: duerme, muere, desea,
encierra un instante en una flor flotante.

Átennos al tiempo, ¡oh, claras estaciones!, y al temor sobrecogedor.
¡Oh, trovadores de las barcas de fuego del Caribe!
No nos arrimemos a orilla alguna
hasta que la amplia mirada de la foca hacia el paraíso
sea correspondida en el vórtice de nuestras tumbas.

Voyages II

—And yet this great wink of eternity,
Of rimless floods, unfettered leewardings,
Samite sheeted and processioned where
Her undinal vast belly moonward bends,
Laughing the wrapt inflections of our love;

Take this Sea, whose diapason knells
On scrolls of silver snowy sentences,
The sceptred terror of whose sessions rends
As her demeanors motion well or ill,
All but the pieties of lovers’ hands.

And onward, as bells off San Salvador
Salute the crocus lustres of the stars,
In these poinsettia meadows of her tides,—
Adagios of islands, O my Prodigal,
Complete the dark confessions her veins spell.

Mark how her turning shoulders wind the hours,
And hasten while her penniless rich palms
Pass superscription of bent foam and wave,—
Hasten, while they are true,—sleep, death, desire,
Close round one instant in one floating flower.

Bind us in time, O Seasons clear, and awe.
O minstrel galleons of Carib fire,
Bequeath us to no earthly shore until
Is answered in the vortex of our grave
The seal’s wide spindrift gaze toward paradise.


EXTRAÍDO DE HART CRANE, THE COMPLETE POEMS OF HART CRANE. LIVERIGHT PUBLISHING CORPORATION, 2001. TRADUCCIÓN DE RODRIGO ARRIAGADA ZUBIETA, BUENOS AIRES POETRY, 2019.